Amarres de amor caseros

Los amarres de amor caseros, sirven para no gastar dinero en adivinas o en sacerdotisas. Además podemos ir midiendo a ver qué tal van funcionando. Aprender a hacer amarres de amor caseros nos convertirá en verdaderas expertas en el arte de atraer a los hombres de manera oculta.

Los amarres de amor caseros pueden hacer que nuestro amado nos preste más atención, nos haga más regalos, deje de discutir tanto o deje a su amante. Los amarres de amor caseros son buenos para retener a la persona amada o hacer que un hombre se vuelva loco por nosotras. Se puede lograr lo que se desee con los amarres de amor pero hay que conocer bien que elemento se utiliza y con qué fin. Incluso sirven para mejorar las relaciones con nuestros familiares más cercanos. Desde hace miles de años que las personas hacen amarres de amor caseros a fin de lograr cosas que de otra manera sería muy difícil.

Historia de los amarres de amor caseros

Los amarres de amor caseros vienen de la época de Cleopatra, cuando las egipcias utilizaban diversos compuestos, trucos, rezos y hasta hortalizas para atraer a los hombres.

Este es el caso de Cleopatra, la reina del Nilo, quien a los 18 años atrajo nada más y nada menos que al mejor romano de todos, Julio César quien fue el emperador más grande del mundo. Cuando murió el padre de Cleopatra, un rey egipcio muy importante, sus dos hermanos la traicionaron y quisieron asesinarla para quedarse con el reino. Pero Cleopatra los aniquiló antes: encerró a su hermana de por vida y mandó a su hermano a quien habían coronado rey al destierro.

Ritual satánico para hacer amarres de amor casero

Ritual satánico para hacer amarres de amor casero

Gracias a los amarres de amor y a varias tácticas logró que Julio César no sólo se enamore de ella, sino que casi comparta su imperio con la gran Cleopatra. Su amado no tuvo problemas en soportar las críticas y burlas que hacían los romanos sobre su relación. Julio César tuvo un hijo con Cleopatra que era de otra raza y religión y a quien los romanos consideraban esclavos o seres inferiores (los egipcios) y se separó de su esposa en Roma. Años más tarde en una conspiración, varios de los acólitos de Julio César junto con su primo, lo asesinaron a puñaladas y se cree que en parte fue por la envidia que tenían por su relación con Cleopatra. Los amarres de amor son muy potentes.

2 Comentarios

  1. matilde guel
    • Lol

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies