sin comentarios

El arte de conjurar espíritus

En una serie de pergaminos polvorientos, olvidados por el gran publico aparecieron unos grabados y unos textos que pusieron en guardia a teólogos del siglo XVIII e hicieron las delicias de los estudiosos de la Demonologia. Entre los conocedores y eruditos que lograron acceder a estos infernales textos, se les denominó “El Fuego del Averno“.

PRINCIPALES DIGNATARIOS DEL INFIERNO: Belzebuth, emperador y Jefe Supremo y fundador de la Orden de La Mosca. Satanás príncipe destronado y jefe del partido de la oposición. Eurinomo, Príncipe de la Muerte y Gran Cruz de la Orden de la Mosca. Motoch, Príncipe del País de las Lágrimas, Gran Cruz de la Orden. Pluton Principe del Fuego y también Gran Cruz y Gobernador de las Regiones Inflamadas. Pan, Príncipe de los Íncubos. Leonardo, Gran Señor de los Sabbats, Caballero de la Orden de la Mosca. Belberinto, Gran Pontífice, Dueño de las Alianzas. Proserpina, Gran Diablesa, Soberana Princesa de los Espiritus Malignos.”

Después se podían leer una serie de agrupaciones diabólicas que conformaban una lista compuesta de un Cuerpo de Ministros del Gobierno Infernal, un Cuerpo Diplomático, un Departamento de Justicia Infernal, una Casa de los Príncipes de las Tinieblas e incluso un Departamento de Gastos Secretos.

Seguía una larga y detallada lista de cargos, cuyos nombres y destinos llegaban a poner los pelos de punta por las dantescas descripciones de sus demoniacas atribuciones. Cosa que en algún momento, desató cierta incredulidad entre los estudiosos. Pero una sucesión de hechos, les dejó pasmados y les animó a continuar con el estudio.

Conjurar espíritus

Conjurar espíritus

En otras polvorientas estanterías de países como Austria, Alemania e Italia, fueron apareciendo textos con los mismos detalles y precisiones. Quizás una mente perturbada lograra escribir y detallar ciertas alucinaciones, pero era muy sintomático que en otras latitudes y países, otras diabólicas plumas hubieran plasmado con tanta precisión los mismos detalles y puntualizaciones.

Lo que mas intrigó a los estudiosos fue la insistente reticencia de los poseedores de dichos textos al ser visitados por los investigadores, a que se transcribieran estos y fueran detallados para su conocimiento publico y la posterior investigación. Incluso la Iglesia desde el Vaticano presionó a ciertas altas esferas de poder en los determinados países para que se silenciaran estos inquietantes detalles. La prensa debidamente “aconsejada” en su gran mayoría dio la razón a la Iglesia, “con el fin de evitar el perturbamiento de ciertas mentes calenturientas, siempre proclives a aprovechar los satánicos envites del pecado…“.

Pero gracias a la perseverancia de los estudiosos, que con rigor acometieron su tarea, la mayor parte de los textos pudo ser transcrita. Lo mas sustancioso de las nuevas pesquisas fue la consecución de unos amarillentos textos que llevaban el nombre de “LOS SIETE PUNTOS FUNDAMENTALES O LAS SIETE RECOMENDACIONES DEL DIABLO“. Pero esto amable visitante ya es cuestión de otro articulo que pronto, muy pronto llegara a ti desde estas paginas..

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.