sin comentarios

El arte de los mandalas

La palabra Mandala o Mándala, proviene del sánscrito y posee múltiples definiciones en la actualidad, según las diversas interpretaciones que ha adquirido a través de las múltiples corrientes del hinduismo, sin embargo, es empleado para identificar un instrumento de forma compleja creado a través del círculo en esencia como punto de origen.

El Mandala es una herramienta superior que nos permite conectarnVisitar sitioos con los elementos más profundos de nuestro ser.

Tu mandala, tu reflejo

En el Mandala se van reflejando los aspectos ocultos de la personalidad y a medida que lo vamos creando, tomamos conciencia de ellos.

Hasta hace muy poco tiempo atrás, las culturas occidentales no habían fijado su atención en el uso de los Mandalas, sin embargo, se ha podido ver como en los últimos 10 años esta técnica hinduista milenaria ha cobrado vida entre nosotros, viéndose adoptada en múltiples prácticas, tanto así que ha trascendido hasta en la educación escolar, en donde se le ha acogido como un recurso importante a nivel didáctico, que resulta divertido e interesante para los niños.

Mandala

Mandala

Educando con Mandalas

Los Mandalas junto a los recursos de la programación neurolingüística, ofrece en educadores,  docentes de aulas y docentes especialistas, un gran número de posibilidades terapéuticas y de refuerzo, en especial, en los casos de las dificultades de aprendizaje en donde brindan una gran ayuda.

Meditando con Mandalas

La meditación que se realiza a medida que se va desarrollando un Mandala se produce de manera completamente natural, a medida que el cerebro va desarrollando la estructura mental para construir el Mandala, el círculo implícito en el cual éste se desarrolla, abre canales de contacto directo con el inconsciente, por lo que sin siquiera saberlo, la persona cada vez que construye un Mandala está en realidad proyectando una parte de sí en él, por lo que a la final se está dedicando es a reconfigurarse a sí mismo, de este modo los Mandalas tienen un número ilimitado de aplicaciones terapéuticas, en donde el objetivo principal será la necesidad de incrementar el nivel de conciencia de la persona, permitiéndole ver lo que lleva oculto dentro de sí.

Evaluar un mandala no es tarea para el arte

De este modo, vemos que hablar de Mandala es tener que hablar mucho más allá de una mera expresión artística, en donde se tenga que evaluar la armonía en la composición de las formas y los colores, sino que más bien se trata de un arte profundo de reconexión y armonización interior, por lo que en realidad a la hora de trabajar con Mandalas, éstos deben ser interpretados en función de la relación que los colores y las formas representen para su creador, así como las interpretaciones místicas que estos tengan según la programación neurolingüística, sobre la personalidad del individuo, por lo que en realidad nunca existirá la consideración sobre si un Mandala es bueno o malo, sino de la relevancia del trabajo interno que la persona ha logrado desarrollar a través de su creación.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies