sin comentarios

El duende de Zaragoza

Las leyendas urbanas pueden definirse como un relato o historia como un tipo de leyenda, en la cual la mayoría del tiempo se encuentra inmersa la superstición. Las leyendas urbanas se ven bastantes relacionadas con las tradiciones o culturas de las sociedades. Se puede identificar una leyenda urbana, también conocidas como historias paranormales, por poseer una serie de elementos entre los cuales se destacan los eventos sobrenaturales.

La mayoría de las leyendas urbanas parten de una historia real, pero que con el tiempo se va distorsionando creando así una historia ficticia y totalmente exagerada. Con el paso del tiempo se van generando distintas versiones de las leyendas urbanas, ya que éstas son transmitidas de generación en generación, ya sea en una sociedad o en la familia. Cuando una persona está narrando una leyenda urbana o historia paranormal afirma que éste hecho sucedió a conocidos.

Historia del duende de Zaragoza

Existen infinidad de historias paranormales pero en éste artículo nos enfocaremos en “El duende de Zaragoza”, ésta historia según cuentan, data de 1934, específicamente un 27 de febrero. Zaragoza, la capital aragonesa, se convirtió en el centro de atención de muchos periodistas y lugareños debido a las extrañas e inexplicables cosas que sucedían en la casuística poltergeist, ubicado en la calle Gascón de Gotor número 2, en donde vivía la familia Grijalba. La historia relata que se manifestaron una serie de carcajadas en las escaleras del primer y segundo piso de la casa, produciendo así que vecinos se asomaran a ver qué sucedía pero las carcajadas cesaron.

Durante los días posteriores ya no se escuchaban carcajadas pero si ruidos de origen desconocidos, siempre durante la noche. Luego, el extraño evento cesó por días, hasta el 15 de noviembre cuando una persona, la mujer de servicios, escucho en la cocina una voz que provenía de la cocina pero ésta se sobresaltó ya que se encontraba totalmente sola.

El horno de donde provenían las voces en el caso del duende de Zaragoza

El horno de donde provenían las voces en el caso del duende de Zaragoza

Posterior a ello, el asunto se fue poniendo mucho más raro, la voz provenía de una chimenea, que estaba junto a una hornilla de carbón, y de la cual surgían voces llamando y pidiendo auxilio a todos los inquilinos del edificio, en ese momento el hecho fue etiquetado por los periodistas como “el duende de la hornilla”.

Debido a las quejas de los inquilinos, agentes de seguridad realizaron un registro en todo el edificio pero no pudieron hallar nada, haciendo así la fama del “duende de Zaragoza” mucho más grande, dando pie a los lugareños a reunirse frente al edificio esperando la aparición paranormal.

Debido al auge que tomó la leyenda del duende de Zaragoza se les dio permiso a las brigadas municipales a levantar el piso de la cocina del edificio, teniendo como objetivo buscar algún mecanismo o pieza dentro del suelo que provocara el sonido que provenía de la hornilla de carbón. Sin embargo, tras una búsqueda exhaustiva no se encontró nada.

El asunto fue llevado al juzgado, donde un juez cerró el caso sin una respuesta coherente y apuntando de culpable a Pascuala Alcocer, la señora de servicio, como responsable de la voz de la hornilla. Logrando así desterrarla de Zaragoza. La última aparición del duende de Zaragoza fue en 1934, donde informó que mataría a todos los habitantes del edificio.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies