sin comentarios

Hechizos y mal de ojo

La creencia casi generalizada por todo el mundo de que existen brujos y hechiceros de ambos sexos, y en algunas épocas la histeria provocada por hechizos y mal de ojo, sigue vigente en la actualidad, aunque de otra manera. Ya que aunque se ha avanzado mucho en la cultura de las personas, se sigue creyendo y -se hace bien- en los poderes ocultos de las Tinieblas y en la proliferación de sectas, religiones y gente indeseable que efectúan practicas demoniacas y perversas.

En realidad la hechicería es tan antigua como la propia humanidad, y en todas las edades de la Historia, se ha arrastrado en las inquietantes sombras por todas las culturas de la raza humana, ocultándose siempre de la luz aunque ejerciendo un influjo bien definido.

La Edad Media tuvo sus plagas propias, en la Edad Moderna después de la Reforma Luterana y Calvinista y del Descubrimiento de América, arraigó a pesar de los castigos que por medio de la Inquisición se le infligieron.

La existencia de la Brujería y del Mal de Ojo en el mundo actual es una enorme paradoja, pero evidentemente es real y esta bien vigente. Aunque mucha gente se burla de ella, otros creen a pies juntillas en hechizos y mal de ojo. Nosotros desde este rincón penetraremos en un mundo tenebroso y oculto, estudiaremos ciertos fenómenos y daremos pautas a seguir a fin de informar y proteger a quien desee saber y estar protegido.

Imagen de hechizos y mal de ojo

Imagen de hechizos y mal de ojo

La cuestión es saber si una persona de cualquier genero es hechicero o brujo. Generalmente muchas personas no lo van pregonando. Otras si lo hacen y cobran emolumentos para ejercer sus practicas en favor o en contra de alguien o algo.

Existe una escuela de pensamiento que afirma que los hechiceros y demás poseedores de poderes ocultos, nacen con ellos, en tanto que otra escuela afirma que estos poderes pueden adquirirse mediante el estudio y la iniciación. Al mismo tiempo que la Practica Persistente. También se sabe que los estudiosos han afirmado que el que nace hechicero o con poderes, sabe que posee este poder.

Existe una pregunta, Si un individuo sospecha que es hechicero o brujo ¿Como puede saberlo? Y es que no hay que temer nada al respecto, porque el hechicero siempre termina por conocer sus poderes. Es posible que suceda al cabo de muchos años, pero antes o después surge a la superficie.

Un hechicero lo es, prácticamente para si mismo. Lo que vean o crean los demás es secundario. Se dice que no se debe prestar el poder para realizar obras maléficas o, contra la voluntad de uno mismo, con lo cual se pierde toda la fuerza. Pero, ¿es esto verdad?.

De la misma manera se indica que tampoco hay que emplear el poder sobrenatural con fines económicos o codiciosos, por la misma razón que antes. Ya que la codicia es un sentimiento que al dominar en la naturaleza del individuo, apaga todos los demás, incluyendo los poderes de hechicería, incapaces de luchar contra aquel sentimiento. Pero, insisto ¿es esto verdad?. Es de sobras también tristemente conocido, que la envidia, los celos y la codicia, provoca en quien los recibe una influencia negativa.

En cuanto a los que son partidarios de la Escuela y la Iniciación en los Poderes Ocultos, insisten que es preciso consultar muchas obras relativas a la Hechicería y demás ramas relacionadas con los poderes psíquicos, estudiando las técnicas, aprendiendo los ritos y las tradiciones de cada una de ellas.

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies