Juan XXIII y los Rosacruces

Nos encontramos en Turquía. Año 1935, faltan aun casi 20 años para que en Roma el muera el Papa Pio XII. El hermano Johannes que no es otro que el futuro Papa Juan XXIII, al parecer participó en una misteriosa ceremonia, dentro de un templo secreto perteneciente a una Orden Rosacruz. Semanas antes, una serie de extrañas experiencias y circunstancias motivaron que decidiera ser iniciado en tal Orden. Rodeado de otros “hermanos o frateres” que se concentran y transmiten su fuerza, al parecer comienza ha hablar con una voz que no es la suya. Tras los primeros momentos de estupor, el Gran Canciller del Templo, transcribe las palabras proféticas que emanan de sus labios.

Posteriormente, en la actualidad hace ya tiempo que ha salido un enigmático libro, el cual sobrepasa todas las maneras y símbolos de un “bulo” y que hace pensar a los “estudiosos vaticanistas”. El escritor Pier Carpi, publica un libro que lleva por titulo “Las Profecias de Juan XXIII“.

La Iglesia protesta de todas estas revelaciones y las considera totalmente falsas. Pero todo ha salido a la luz. Muchas revelaciones aparecen a la vista de quien quiera leerlas y meditarlas.

Cuando falleció Pio XII, el General de Gaulle a la sazón Presidente de Francia, solicitó al Embajador Francés ante la Santa Sede que mediase en favor de su amigo Roncalli, que era Cardenal y Patriarca de Venecia. Fue elegido Papa y ya solo el haber querido ser denominado Juan XXIII provocó mucho revuelo en el Vaticano, ya que el nombre tenía muchas cognotaciones esotéricas. Además 5 siglos atrás, un “Antipapa del cisma de Aviñon” lo había utilizado.

Juan XXIII

Juan XXIII

Continuaremos desgranando esta misteriosa historia, pero de entre las profecías que aquel “iniciado Rosacruz” lanzó en Turquía hace ya muchos años dejamos a tu consideración amable visitante esta:

Caerá el presidente y caerá el hermano. Entre los dos el cadáver de la estrella inocente. Hay quien sabe. Preguntad a la Viuda Negra y al hombre que la llevará al altar en la Isla“.

Era una clara alusión que se consumó años después. Los Kennedy, Marilyn Monroe y Jacqueline, que luego se casó con Onassis en una isla griega…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *