sin comentarios

La brujería y el cristianismo

En lo que se refiere a la brujería con el cristianismo esta no fue realmente prohibida sino hasta mucho después, esto se debe a que en las escrituras del antiguo testamento se comienza a dar a conocer a prohibir directamente es la hechicería pues era esta la que se encargaba por medio de artilugios de invocar a dioses o espíritus pues esto era obtenido por medio de fórmulas que eran consideradas sobrenaturales o que eran destinadas para la manipulación de las personas o para predecir acontecimientos que sucederían en el futuro.

Si bien en este momento estas personas no eran consideradas como brujas pues eran aquellos que recurrían a la adivinación como parte de la magia y, por su parte, las personas que realizaban este tipo de magia eran considerados sacerdotes en la antigüedad y con esto se refiere a aquellos que existían en las civilizaciones como lo eran las de Egipto, Persia, entre otros.

En la Biblia se hace una acotación en la que al igual que muchos libros se liga directamente la hechicería con la feminidad, es decir con la mujer, en muchos otros libros también se puede encontrar frases en las que se asegura que la práctica de la brujería se encuentra directamente ligada con las mujeres.

Siempre, desde un comienzo, se encuentro una oposición por parte de los papas  y de la iglesia hacía la brujería, la hechicería y todos aquellos que realizaran algún tipo de magia pues consideraban que estos debían pagar el hecho de realizar estos actos con la muerte, además de que consideraban que los brujos tenían algún tipo de alucinación que era provocada por el diablo.

Desde un comienzo existe una especie de tensión entre el clérigo y todas aquellas actividades que eran consideradas como paganas y entre ellas se encontraba la hechicería o la magia, tanto así, que cualquier persona que se atreviera a realizar algún tipo de encantamiento o que se dijera bruja debía pagar con su vida por el pecado que estaba haciendo. Incluso se llegaron a crear teorías en las que se decía que las personas podían llegar a tener relaciones sexuales con los demonios, estos se denominaron íncubos y súcubos.

Libro brujas españolas

Libro brujas españolas

Persecución a la brujería por parte de la Iglesia

Posteriormente a esto comenzó una persecución hacía las personas que realizaran algún tipo de magia y quienes eran catalogadas como brujas debían morir de una manera específica y esta era con la quema viva. Comenzando lo que hoy se conoce como una de las cacerías de brujas más grandes que pudo haber existido. Para el clérigo toda persona que tuviera un conocimiento superior o se considerará científico era también considerado como una bruja pues los conocimientos con los que contaban.

Con todo este nuevo movimiento en la cacería de brujas nacieron diversos textos en el que se explicaban teorías acerca de donde provenían las brujas y lo que hacían para obtener su poder, todos estos textos aparecieron a lo largo de toda Europa en donde se podían encontrar en cualquier idioma que la persona tuviera en mente ya que desde Alemania, hasta Francia e Inglaterra en donde se podían encontrar diferentes tópicos de estos libros además de que muchos de ellos hablaban sobre los pactos demoníacos que las brujas hacían para poder obtener su fuerza.

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies