sin comentarios

Las flores del mal

!Ay, no detengas tu llamas recalienta mi corazón entumecido,
¡voluptuosidad tortura de las almas! Diva! suplicem exaudi!
Diosa en el aire recostada, brilla en nuestro subterráneo.
Acoge a un alma aterida de frío, que te consagra un canto de bronce.
¡Voluptuosidad, se siempre mi reina!
Toma la máscara de una sirena hecha de carne y terciopelo,
o derrámame tu sueños pesados en el vino informe y místico,
¡voluptuosidad, fantasma elástico!

” Oracion de un Pagano ” Baudelaire.

Misógino, soñador, opiómano y exaltado, y aunque no se cita, adorador del diablo, quizás con el único que llegó a congeniar… Charles Baudelaire está considerado como uno de los padres de la poesía moderna. Las Flores del Mal es una de sus obras más conocidas. Charles Baudelaire, poeta maldito, descontento de todos y de todo como diría el mismo, un hombre que vivió y murió en constante conflicto con el mundo exterior. Nació en París el 9 de abril de 1821. A los seis años de edad pierde a su padre y su madre contrae segundas nupcias con el Comandante Jaques Auspick, esto tuvo una influencia definitiva en Baudelaire y en todo su trabajo que es reflejo de una vida llena de desdichas y apasionadas situaciones, abatido por el rechazo de las editoriales por temor a ser perseguidas por inmoralidad, y la actitud de su familia al imponerle un tutor judicial al verlo vivir en concubinato con Jeanne Duval, una actriz mulata, crean en el un resentimiento expresado en sus poemas. A lo largo de todos ellos fue un constante inspirador del culto a la maldad aunque esta caiga sobre uno mismo. Baudeleraire se recrea en sus poemas, viéndose enfermo, desdichado, infeliz, despreciado y se refugia en un mundo interior en el que el diablo no era ajeno.

Charles Pierre Baudelaire

Charles Pierre Baudelaire

Sólo por eso es Baudelaire el poeta siniestro: no traiciona a la elegancia ni siquiera en la desesperación, por eso, ya que no hay más opción que consagrarse a los Infiernos, él lo hace con todo el decoro que merece la situación, con un grito entusiasta y desgarrado a partes iguales. Poeta siniestro, pues, porque es uno de los pocos elegidos que pueden hacer del Mal un modo de vida y una categoría estética sin perder la sonrisa, al menos, sin dejar de fingir en otras cosas delante de la sociedad de su tiempo.

La conceptualización de lo satánico, su afianzamiento en términos existenciales y, en consecuencia, su presencia global al residir en la conciencia del sujeto son, posiblemente, las grandes aportaciones de Baudelaire a la tradición, al culminar una línea que se intuía en las representaciones anteriores y al poner los cimientos del tratamiento voluble de lo satánico en el presente siglo. Igualmente, la elección de lo satánico como hilo conductor de su poesía y las laberínticas estructuras en las que se encauza son los elementos que marcan el tono de su obra. Intrigante, laberintica, recreada en las negruras del dolor desgarrador de su alma, brindando sus vicios y sus enfermedades a Satan, encarnado en una forma delicada de mujer.

Baudelaire a causa de sus constantes devaneos contrae sífilis, enfermedad que le acompañaría por el resto de su vida, los primeros síntomas y la incomprensión de su madre, le llevan el 30 de junio de 1845 a un intento de suicidio después de haber hecho un testamento en favor de su amante.

Charles Baudelaire era un individuo inteligente, que conocía como pocos todas las caras de Satanás, incluso las que la tradición occidental había canonizado y después demolido, revelaciónes, misterios descubiertos, turbias amistades, pactos inconfesables, relaciones demoniacas y el mismo Satanás le habría confesado sus más profundas intimidades, haciéndolo depositario de su verdadera personalidad, para que luego el lo plasmara en sus poemas…, la del Satanás caído, vencido y melancólico, convertido en un ser protector: nadie entiende mejor nuestra miseria que Lucifer, el todopoderoso atrapado en el Infierno. Se convierte para Baudelaire en su mejor amigo y entonces la conjunción de esas dos caras del Diablo halla su mejor expresión en las “Letanías de Satán“, un poema que, además de manifestar la adhesión a la bestia se muestra a la vez romantico:

“¡Haz que mi alma, debajo del árbol de la ciencia,
junto a ti un día repose,
cuando sobre tu frente igual que un templo nuevo
sus ramajes se expandan!”

“De estos ojos tan tiernos y ferviente,
de la boca que ahogó mi corazón,
de esos besos tan fuertes como el bálsamo,
de esos éxtasis vivos más que rayos ¿Qué ha quedado?
Es horrible, ¡Oh, alma mía!”

¿Había pretendido después de su intento de suicidio, ser inmortal?, ¿o simplemente dejo vagar su infeliz vida, dejándose mecer por la idea de la maldad nunca superada, esperando impávido la muerte?.

“A mi lado el demonio sin cesar se revuelve;
nada a mi alrededor como un aire impalpable;
yo lo trago y lo siento quemando mis pulmones
y de un deseo eterno y culpable llenarlos.
Toma a veces, pues sabe cuánto me gusta el Arte,
La forma de la más seductora mujer,
Y tomando el pretexto de quitarme las penas,
Acostumbra mis labios a sus filtros infames.”

No le importaba en absoluto el engaño ni la estupidez de Jeanne, su compañera, él era simplemente feliz con su olor, le volvía loco el vicio carnal, toda esta fascinación por las mujeres está impregnada en Las flores del mal. El 25 de junio de 1857 se pone a la venta la primera edición de este libro, que fue recibido de manera hostil tanto por la prensa como por la justicia, acusándolo de no respetar ni la moral pública ni la moral religiosa siendo condenado por faltas a la moral .

La sífilis le acosa con mayor insistencia, sufre un ataque cerebral sin grandes consecuencias, al mismo tiempo Jeanne Duval sufre una hemiplejia, la pareja es una ruina física. La sífilis termina con él en una clínica de París cuando tenía 46 años de edad el 31 de agosto de 1867. Escribió Las flores del mal entre los 22 y 23 años de edad.

He pedido a menudo a los vinos embriagadores
de adormecer por un día el terror que me mina;
el vino hace al ojo más claro y a la oreja más fina!

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.