Misterios de la catedral de León

Pocas construcciones encierran una cantidad tan grande de elementos simbólicos como las altas catedrales góticas. Este período de la historia arquitectónica europea se caracteriza, al contrario de lo que puede creerse por el epíteto de “La era Oscura”, por un uso magistral de las luces y las sombras, pues las iglesias góticas fueron diseñadas como estructuras ligeras, en donde el grosor de las paredes debía reducirse lo más posible para lograr que atreves de los vitrales y los altos techos la cercanía entre Dios y el pueblo se lograra con la fuerte impresión que el juego de luces y colores causa en el individuo que entra a estos edificios. Hoy vamos a centrarnos en los misterios de la catedral de León.

Como íbamos diciendo, las catedrales góticas son, además de templos magníficos, una enciclopedia en imágenes, pues como en La Edad Media el pueblo era ignorante el uso de las imágenes era fundamental para transmitir los conocimientos, ¿cuáles conocimientos? Pues los del temor a Dios y la magnificencia del reino de los cielos. Y el mejor modo de lograr transmitir esto era llenando las catedrales de imágenes alegóricas a las historias sagradas y a los peligros del pecado que corre libremente por La Tierra.

La Catedral de León es un buen ejemplo español del estilo Gótico importado de Francia. Este imponente edificio se sitúa sobre una capa de varios otros edificios antiguos, como suele pasar en las ciudades centenarias. Lo primero que alguna vez hubo en el terreno donde hoy se levanta la catedral fue una terma romana construida por los romanos en el siglo I d.C., que luego sería reemplazada por una iglesia primitiva y posteriormente por una catedral de estilo Románico. La actual catedral se comenzó a construir en 1205, y como suele ocurrir con las construcciones góticas, su terminación se logró siglos después, en 1400.

Interior de la misteriosa catedral de León

Interior de la misteriosa catedral de León

Símbolos y misterios de la catedral de León

Esta catedral esconde entre sus abundantes motivos arquitectónicos muchos misterios que hasta el sol de hoy no han obtenido respuesta. Entre las imágenes alegóricas a la vida de Jesucristo y el Antiguo Testamento se pueden apreciar también otros elementos que no pertenecen precisamente a la tradición católica. Uno de esos símbolos misteriosos que han sido famosos durante siglos es la presencia de divinidades pertenecientes a otras culturas, pues entre las muchas figuras de piedra que adornan los muros de la catedral hay algunas referencias a Mitra, el dios persa del sol, que llega a Roma gracias a la conquista de Oriente Medio.

Hasta los antiguos dioses egipcios fueron aceptados en la arquitectura de esta majestuosa catedral, en uno de los muros puede leerse “Sol Ra”. Es posible que, al ser Cristo una deidad solar, los escultores hayan utilizado referencias a mitos paganos para hacer resaltar la superioridad del dios de los católicos por sobre todos los otros, pero esta hipótesis no justifica varios otros elementos referentes a los monstruos mitológicos representados por las gárgolas. El último gran misterio de la catedral de León es que se sabe que debajo del edificio permanecen aún los restos de las construcciones romanas, guardados celosamente bajo llave. Y hasta aquí nuestro artículo sobre los misterios de la catedral de León.

Mas informacion sobre este tema

Un comentario

  1. Pablo Nereida

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies