sin comentarios

Papa 2013: No le llaméis Francisco I, es Francisco

En un momento en que todos los ojos están puestos en el nuevo Papa que fue elegido la noche del miércoles en el Vaticano por los 115 cardenales electores, la elección de su nombre papal plantea preguntas. ¿Por qué es el primer Francisco y por qué la gente le llama Francisco I?

Presentado el miércoles 13 de marzo en el balcón de la Basílica de San Pedro ante miles de fieles de todo el mundo, Jorge Mario Bergoglio se convirtió en el Papa 266, y el primero de origen latinoamericano. Como símbolo de esta revolución, se ha elegido para si mismo un nombre nuevo: Francisco. Francisco y no Francisco I, como la prensa internacional se apresuró en bautizarlo.

Humildad y símbolo de una nueva era

Después de Beneedicto XVI, Juan Pablo II y otros nombres con su ordinal detrás, este nombre sencillo de Francisco inicia un nuevo árbol genealógico pontifical. Para Philippe Clanché encargado de asuntos religiosos para el semanario católico Témoignage chétien, cuyas palabras fueron repetidas por Le Monde, la elección del nombre es “un gran símbolo de la humildad“. Mientras que a la Iglesia se le acusa “de cierta fastuosidad, una cierta arrogancia“, la referencia a San Francisco de Asís es “una imagen de apertura y amabilidad“.

El papa Francisco

El papa Francisco © Istockphotos.

Con Francisco, ¿habrá cambios en la Iglesia?

Por encima de todo, el homenaje a San Francisco de Asis sugiere un deseo de renovación dentro del mundo cristiano y una apertura al mundo oriental. Para Philippe Clanché, el Santo es el “símbolo del diálogo con el Islam. Tuvo el primer encuentro con el sultán (…) no para matarlo o convertirlo, sino para hablar“, y agregó que “hoy, el diálogo con el Islam es un tema importante en el mundo y el el cristianismo“. Este Papa de origen argentino tenderá una mano al exterior.

También, Francisco es un signo de volver a conectar con la gente, con el hombre. Fuera de la torre de marfil, el objetivo del siglo XIII para San Francisco era “reconstruir la Iglesia con los pobres, con las piedras vivas que son los pobres, y no con las instituciones, que quedaron obsoletas. Es con los seres humanos con los que podréis reconstruir mi Iglesia“, explica monseñor Bernard Podvin. Aunque Jorge Mario Bergoglio es clásico y conservador, la elección del nombre de Francisco abre la puerta al cambio y al aire fresco en la tradición cristiana.

Vía

Pape 2013: Ne l’appelez pas François Ier, mais François

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies