Psicofonía del infierno

“Raza de Abel, duerme y come,
Dios te sonrie complacido
Raza de Cain, en el fango
gimotea y muere miserablemente…”

Charles Baudelaire.

En una información de un periódico finlandés llamado “Ammenusastia” apareció una misteriosa información que conmovió a multitud de estudiosos de la parapsicología. El caso cobró fuerza y rápidamente se formaron dos grupos de opinión. Los que dudaron y nunca creyeron el tema y los que se interesaron por el, pero chocaron con el “mutismo oficial“. También estuvieron presentes los estudiosos del Satanismo, que asimismo fueron rápidamente silenciados.

En la década de los 80 un grupo de científicos geológicos creyó haber llegado hasta las mismísimas puertas del Infierno. El lugar, un punto indeterminado y silenciado de las llanuras de Siberia. El director del proyecto un tal Dr. Azzacov, pronunció en una posterior rueda de prensa fuera del lugar lo siguiente: “La información y los resultados que hemos recolectado es tan sorprendente, que estamos sinceramente preocupados, respecto a la naturaleza de lo que hemos encontrado allá abajo.”

Y es que este grupo de geólogos trabajando en la perforación de la tierra, en una investigación geológica, al parecer llegó a 14, 4 kilómetros de profundidad bajo la corteza terrestre, y encontrándose en aquel punto, afirmaron haber oído y escuchados gritos humanos. Quedaron muy impresionados y en su informe, afirmaron haber discernido lamentaciones impresionantes y dantescas.

Sonido del infierno

Sonido del infierno

Continuemos con el relato del Dr. Azzacov: “Después de haber excavado varios kilómetros bajo la superficie de la tierra, el taladro comenzó a rotar rápidamente, mas rápidamente de lo normal. Solo había una explicación, y era la que habíamos dado con un hueco. La segunda sorpresa vino de las lecturas de la temperatura ya que los cálculos arrojaron como resultado que allí abajo existía una temperatura de 1.100 grados Celsius, se trataba de un verdadero “infierno” escondido debajo de la superficie de la tierra sin aflorar en ella.”

A continuación se produjo otro descubrimiento que al parecer fue el de mas impacto. Tanto fue así que decidieron parar en aquel punto los trabajos y efectuar consultas. Ya que al intentar mediante aparatos de precisión, escuchar los movimientos de la tierra mediante micrófonos de precisión y de alta sensibilidad colocados estratégicamente en diversas partes de la galería, lo que consiguieron escuchar y grabar los dejo mudos y blancos de terror.

Aunque al principio creímos que se trataba de un fallo de nuestro equipo, tras unos ajustes comprendimos que el sonido provenía del interior de la tierra y verdaderamente no podíamos creer lo que oíamos. Se trataba de voces humanas, gritando de dolor. A veces el sonido de una era bien discernible, aunque se podían escuchar mientras, miles en segundo plano, chillando con gran sufrimiento. Tras este desagradable descubrimiento, alrededor de la mitad de nuestro equipo se dio de baja. Afortunadamente, sea lo que sea lo que esté ahí abajo, ahí se va ha quedar…

¿Fue un fraude, un simple relato de terror? ¿Se trataba de vender mas ejemplares del periódico? Aquí queda la noticia, que cuando quiso ser contrastada, recibió rápidamente una rotunda negativa por parte oficial.

En Estados Unidos en el programa del conocido y popular locutor Art Bell se emitió recientemente la grabación de los sonidos en cuestión, despertando de nuevo más dudas sobre la veracidad de estos hechos.

Mas informacion sobre este tema

Un comentario

  1. ISABEL VIRUMBRALES SOTO

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies