Reality Show en Marte

Mars One, una empresa holandesa sin ánimo de lucro, ha invitado el lunes a cuantos voluntarios lo deseen para presentarse a un viaje de ida al planeta rojo en 2022, donde serán filmados en un nuevo formato de reality show.

Se trata de un proyecto inusual presentado muy en serio el lunes en una conferencia de prensa en Nueva York. Una compañía holandesa sin fines de lucro, Mars One, invitó el lunes pasado a los voluntarios a presentar sus solicitudes para un viaje de ida al planeta rojo en 2022, donde serán grabados en un nuevo formato de reality show. El hecho de que se trata de un viaje de no retorno reduce considerablemente el coste de la misión, una primera misión a Marte con cuatro astronautas, que se estima en seis mil millones de dólares, han explicado los responsables de Mars One. Cualquiera puede ser un candidato, el único requisito es tener al menos 18 años de edad y hablar inglés correctamente.

Las principales cualidades que “buscamos en los candidatos es capacidad de adaptación, tenacidad, creatividad y empatía“, dijo Norbert Kraft, director médico de Mars One. Los primeros cuatro voluntarios deben aterrizar en Marte en 2023 después de un viaje de siete meses. Su llegada y sus primeros pasos en un intento de establecer una colonia en el planeta rojo se convertirán en un reality show, dijo Bas Lansdorp, fundador de Mars One en la conferencia de prensa.

Reality Show en Marte

Reality Show en Marte

Numerosos escépticos

Mars One ya ha recibido “10.000 correos electrónicos de personas de más de un centenar de países diferentes que están interesados ​​en esta misión”, dijo. En total, Mars One busca 24 voluntarios, que en seis grupos de cuatro realizarán el camino de ida a intervalos de dos años, con la primera partida en el año 2022. Mars One se basará en la cobertura mediática del proyecto para recaudar fondos y financiarse. “A diferencia de la cobertura televisiva de los Juegos Olímpicos, Mars One tiene la intención de mantener el interés de los medios globales de forma permanente desde la selección de astronautas, su formación, lanzamiento y llegada a Marte“, explicó Bas Lansdorp.

Este proyecto cuenta con muchos escépticos, pero sin embargo, recibió el apoyo del ganador holandés del Premio Nobel de Física en 1999, Gerard’t Hooft, que asistió a la conferencia de prensa. Hasta ahora sólo ha habido misiones robóticas a Marte, todas realizado con éxito por la NASA, la última, con un coste de dos mil quinientos millones de dólares es Curiosity, que aterrizó en el planeta rojo en agosto de 2012.

A 63 grados bajo cero

El proyecto Mars One se enfrenta a muchos obstáculos. Entre ellos la imposibilidad de que los astronautas puedan volver a la Tierra, tendrán que vivir en pequeños hábitats, encontrar agua, producen oxígeno y cultivar sus propios alimentos. Pero Marte es un gran desierto, la atmósfera se compone principalmente de dióxido de carbono y la temperatura media es de 63 grados bajo cero. Los astronautas también se someterán a la peligrosa radiación cósmica durante su viaje. Por último, todavía no se ha desarrollado un cohete ni una cápsula capaz de transportar a estos voluntarios.

Vía

Un projet fou de téléréalité sur Mars

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *