sin comentarios

Riesgos de hacer contacto con extraterrestres

Hasta el momento, la búsqueda de vida extraterrestre se limitó a escuchar las señales de los cosmos. Pero mientras que algunos estudiosos sugieren un papel más activo, otros advierten sobre las posibles consecuencias para la humanidad de hacer contacto con extraterrestres.

Encontrar una civilización extraterrestre inteligente sería sin duda uno de los mayores descubrimientos en la historia humana.

Sin embargo, hasta ahora no ha habido ninguna señal de comunicación procedente de alguna forma de vida extraterrestre, ningún mensaje proveniente de los astros nos ha indicado hasta la fecha que los humanos no estamos solos en el universo.

Tal vez, algunos estudiosos sugieren, es hora de que asumamos un papel más activo en la conversación interestelar: en lugar de simplemente poniendo el oído al cosmos como lo hicimos en el último medio siglo, tal vez es hora de que la Tierra comience a transmitir mensajes a las estrellas; grandes telegramas, deslumbrantes mensajes que induzcan una respuesta extraterrestre.

La idea de enviar señales al cosmos, sin embargo, sigue siendo objeto de debate. Recientemente, se ha publicado en Internet una declaración que afirma que enviar mensajes a la inteligencia extraterrestre (Activo SETI) implica “consecuencias desconocidas e implicaciones potencialmente enormes”.

Seti Activo

Seti Activo

La carta, firmada por un grupo de científicos de renombre y gente como el empresario espacial Elon Musk, pide que antes de enviar cualquier mensaje a las estrellas se lleve a cabo un debate a escala internacional.

La polémica ha surgido durante la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, cuando volaron alegres bromas entre los científicos que se reunieron para discutir los pros y los contras de enviar mensajes interestelares.

“Debemos poner en marcha un programa SETI activo que se complemente con el actual SETI pasivo”, propuso Douglas Vakoch, uno de los responsables del Instituto SETI. “Tenemos que diversificar nuestras estrategias de investigación.”

Pero llevar a cabo una campaña dirigida de mensajes interestelares sin tener en cuenta las posibles consecuencias es una locura, advierte el astrofísico y escritor de ciencia ficción David Brin.

Única voz de la disidencia entre los acusados, Brin señaló que atraer la atención de una desconocida civilización avanzada puede llevar a resultados potencialmente desastrosos. Y, dice, es imposible predecir si los extraterrestres serán seres amigables o malignos.

“Este es el único campo científico realmente importante en el que las opiniones son verdaderamente importantes, y todos tienen su opinión”, comenta el escritor.

Por el momento no hay mensajes salientes en la bandeja de entrada del planeta. Vakoch y otros, sin embargo, sugieren utilizar el potentísimo transmisor de Arecibo para enviar mensajes cuando la estructura no se dedique a otras investigaciones.

Los costos serían muy bajos y la actividad de escuchar señales extraterrestres sigue en curso. El problema de qué decir en estos mensajes es importante, pero por ahora parece más importante acordar si deben ser enviados o no. “Debo admitir que un SETI activo es un tema muy controvertido”, dice Vakoch.

A pesar de la controversia, no sería la primera vez que algunos mensajes son enviados al espacio. Un puñado de transmisiones ya han salido de la tierra y navegan a través del cosmos.

Tal vez el más conocido de ellos es el enviado desde Arecibo en 1974. Compuesto por el astrónomo Frank Drake, el mensaje viaja a la velocidad de la luz hacia su objetico, al que llegará en 25 mil años: un cúmulo de estrellas en la constelación de Hércules.

Radiomensaje extraterrestre

Radiomensaje extraterrestre

Por no hablar de todos los susurros y murmullos que emite la Tierra: las señales de alta frecuencia de los radares militares, la radio y la televisión, y el radar interplanetario utilizado para estudiar los distintos asteroides en el Sistema Solar.

Recientemente, las tecnologías como la telefonía móvil o la televisión por cable han convertido a la Tierra en un planeta un poco más tranquilo, pero por durante varias décadas nuestras comunicaciones interplanetarias se dispersaban fácilmente por el espacio.

Es cierto que esas señales son más difíciles de capturar que una señal de radio potente enviada desde Arecibo, pero de acuerdo con el astrónomo Seth Shostak del SETI, si una civilización es tan avanzada para llegar hasta nosotros y exterminarnos también es capaz de escuchar esos susurros. En otras palabras, es demasiado tarde para silenciarnos y escondernos.

Brin, insiste, que tendría más sentido hablar de las posibles consecuencias del METI [Messaging to Extra-Terrestrial Intelligence] antes de lanzar algo hacia el cosmos.

En la conferencia, varios estudiosos han tratado de dar un corte a las hipótesis y suposiciones que buscan analogías entre METI y otros temas polémicos. El astrobiólogo David Grinspoon ha puesto de relieve el vínculo evidente entre METI y la Oficina de Protección Planetaria de la NASA, creada para evitar la contaminación biológica entre la Tierra y otros cuerpos celestes.

Grinspoon también señaló que el temor de inteligencia extraterrestre no es muy diferente al de la inteligencia artificial. Sin embargo, nadie piensa para bloquear la investigación en inteligencia artificial.

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies