sin comentarios

La vida secreta de las plantas

Puede parecer absurdo, pero las plantas y los seres humanos se parecen más de lo que podíamos imaginar. Varios estudios realizados en el transcurso de los últimos años han demostrado que las plantas poseen un conjunto de características sorprendentes y que, en algunos aspectos, algunos de sus comportamientos son similares a las nuestros.

Las plantas son capaces de percibir el peligro y saber exactamente lo que hay que “hacer” para evitar a los depredadores. No hace mucho, un grupo de científicos ha descubierto que las plantas son capaces de ver, escuchar, oler y tener la capacidad para aprender, recordar y comunicarse.

Además, no sólo no les gusta el ruido producido por la actividad humana, pero es aún más sorprendente, las plantas también son capaces de hacer música y cantar. En resumen, los investigadores han descubierto que la biología humana y las plantas están mucho más cerca de lo que se imagina, y el análisis de estas similitudes puede tener repercusiones positivas en el estudio de las bases biológicas de las enfermedades tales como el cáncer.

El altruismo de las plantas

En un experimento llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Colorado, ha demostrado que las plantas, entre sus numerosas características, también son desinteresadas. Los estudiosos han examinado las semillas de maíz fertilizado, cada uno de los cuales contenía dos “hermanos” (un embrión y un poco de tejido celular conocido como “el endospermo”, del que se nutre el embrión durante su crecimiento).

Los investigadores compararon el crecimiento y el comportamiento de los embriones y el endosperma de semillas que comparten la misma madre y el mismo padre, con el crecimiento y el comportamiento de embriones y el endosperma que tenían los padres genéticamente diferentes.

“Los resultados indicaron que los embriones con la misma madre y el mismo padre del endosperma en sus semillas son mucho más importantes que los embriones de la misma madre pero de padre diferentes”, dijo la Prof. Pamela Diggle, miembro de la facultad de la ecología y del departamento de biología evolutiva de la Universidad de Colorado.

“Encontramos que el endosperma que no comparte el mismo padre del embrión no le brinda tanto alimento, y no parece actuar de manera muy cooperativa”.

Al parecer, el endospermo es el más probable para el sacrificio de sí mismo, para la gente de la misma familia. “Una de las leyes fundamentales de la naturaleza es ser desinteresado. El altruismo evoluciona sólo si el benefactor es un pariente cercano del beneficiario. Cuando el endospermo se le da a todos sus alimentos para el embrión y luego muere, expresa la más alta forma de altruismo”, concluye el Diggle.

Un experimento similar ya fue publicado hace dos años en la revista American Journal of Botany, declaro en un informe en el blog Biosproject: la Tierra. Guillermo Murphy y Susan Dudley han descubierto que las plantas de Impatiens pallida, conocido por el nombre común de la pierna de vidrio, cubierta de hierba de la planta de los bosques del este de América del Norte, reconoce a su similar y la modificación de su comportamiento en función con el grado de relación de las plantas que crecen a su lado.

Dudley y Murphy han seleccionado las semillas de las plantas de Impatiens pallida y les han plantado en macetas de varios, cada uno de los cuales podría dar cabida a las semillas de plantas de la misma familia, o de plantas genéticamente distantes, después de eso, ellos han manipulado la radiación de luz y su intensidad para ver si la estrategia para capturar más luz dependía del grado de parentesco de los individuos cercanos.

Los investigadores encontraron diferentes respuestas de Impatiens dependiendo de si la planta fue cultivada con familiares o con las plantas extrañas. Para ser precisos, los dos biólogos encontraron que las plantas “consanguíneas” que se encontraban juntas en los vasos, alteran su morfología dando forma al crecimiento de las ramas a fin de no eclipsar a las plantas vecinas.

Secretos de las plantas

Secretos de las plantas

Un fenómeno extraordinario: la canción de las plantas

Uno de los fenómenos más fascinantes de las plantas, y quizás el más sorprendente, es ¡su habilidad para cantar y componer música! Algunos investigadores de la Federación de Damanhur, una comunidad ético-espiritual situada en Vidracco en el Piamonte desde 1975 se han de realizar una serie de observaciones sobre las plantas, con el fin de entender sus capacidades únicas.

Gracias a la ayuda de algunos de los dispositivos que se han creado para registrar la capacidad de respuesta de las plantas en su ambiente natural, los investigadores han descubierto que las plantas son capaces de aprender y de comunicarse el uno con el otro.

Mediante la aplicación de un principio simple de la física, los investigadores utilizaron una variante del puente de Wheatstone, un circuito eléctrico utilizado para medir la resistencia eléctrica entre los dos polos de un circuito de puente.

El dispositivo se utiliza para medir las diferencias eléctricas entre las hojas y las raíces de las plantas. Estas medidas, a continuación, se traducen en una serie de efectos, incluyendo la música, encendido de la luz, el movimiento y muchos otros.

Cómo dispuestos a señalar los investigadores, las plantas no corren ningún peligro, puesto que se utiliza corriente muy baja intensidad. Según los investigadores de Damanhur, cada ser viviente, ya sea animal o vegetal, produce un cambio en el potencial eléctrico, dependiendo de las emociones que experimenta.

Parece que las plantas registran los cambios más significativos cuando se siente el enfoque de la persona que toma el cuidado de ellos cuando están mojadas, cuando se le habla, y durante, la difusión de la música. La respuesta fisiológica de la planta se expresa a continuación, a través del equipo electrónico diseñado por los investigadores. La aplicación más sorprendente fue traducir estas variaciones en notas musicales.

Los experimentos han demostrado que las plantas parecen apreciar mucho sobre aprender a utilizar las escalas musicales y también el producir música por su propia cuenta, gracias al uso de un sintetizador.

Incluso si hay otras investigaciones científicas realizadas sobre este tema, no se puede negar que escuchar esta música “vegetal” es una alegría para el alma.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies