Cómo aprender a leer la mente

La lectura de la mente, debido a que no es una ciencia probada, se apoya en distintas tácticas, como la lectura cuidadosa del lenguaje corporal. Que aunque no existe un lenguaje universal corporal, si existen ciertas actitudes corporales que de alguna manera delatan estados mentales y enfatizan o niegan lo que se comunica. Sin embargo hay algunos trucos para leer la mente.

Existen, entonces, un conjunto de habilidades que se pueden desarrollar para leer la mente.

Aprender a leer la mente en cinco pasos

1) Escuchar. Escuchar con atención crea una relación de confianza con las personas, de manera que las personas revelen sus pensamientos con más facilidad. Escuchar en silencio, con atención, viendo con detenimiento sus movimientos corporales.

2) Mantener el flujo de la conversación. No cierres la conversación con respuestas definitivas o tajantes y siempre di frases que den oportunidad de seguir explorando la temática u otras temáticas. Si notas que la persona quiere evitar el tema con respuesta que denotan duda (“quizás”, “tal vez”,…), puedes decir frases que permitan al interlocutor desviarse.

3) Descifrar el lenguaje corporal. La comunicación verbal siempre viene acompañada del lenguaje corporal, el lenguaje corporal se basa en la kinesia (los movimientos corporales) y la proxémica (la distancia que guarda una persona con su interlocutor). Hay ciertos detalles en el lenguaje corporal que si los aprendemos a descifrar podremos saber sus intenciones. Como ejemplo: las pupilas de una persona se delatan si está emocionado; una persona cruza los brazos si está en actitud defensiva; si una persona habla sentado enfrente de la otra y apunta sus pies hacia su interlocutor, significa que está interesado en la conversación o en la persona; morderse las uñas, mover los pies o las manos para dar golpecitos al piso o a la pierna es señal de inquietud o inseguridad; peinarse el pelo mientras se habla con alguien es señal de interés sexual; una posición hacia adentro, con los hombros hundidos, habla sobre que hay algo que esconde, etc. Claro, todo esto con sus variables y excepciones, el lenguaje corporal no es algo definitivo. Si estás interesado, continua buscando información sobre la kinesia y la proxémica.

En el futuro será posible leer la mente

En el futuro será posible leer la mente

4) Empatía: esto es aprender a ponerse en el estado mental del interlocutor, entender sus sentimientos, sus sensaciones, las circunstancias que lo llevaron a encontrarse en dicho estado. Recientemente se demostró la existencia de una neurona –neuronas espejo- que permite la empatía con otra persona, es decir, de alguna manera, estas neuronas se conectan con las neuronas de otras personas y permiten transmitir sensaciones.

5) Estar alerta de los movimientos visuales: así como las pupilas dilatadas pueden significar emoción o interés, existen otros movimientos visuales que demuestran actitudes mentales: mover las pupilas rápidamente hacia la izquierda puede significar que la persona está mintiendo, así como mover los ojos hacia arriba puede significar que está accediendo al banco de recuerdos.

Leer la mente no depende de un conjunto de habilidades paranormales, sino de un conjunto de práctica. Al menos así lo indica el conocimiento humano.

Y es que entre la lista de los dones que la gente desearía tener, se encuentra el de leer la mente. Pero, ¿Será esto realmente posible? Una de las personas más conocidas en el mundo por leer la mente, proviene de un popular cómic del cual se han realizado exitosas películas y series animadas llamadas X-men; esta es la cualidad del líder del grupo llamado Dr X o Charles Xavier.

A pesar de que este es un don sumamente raro, hay ciertas personas que afirman poder leer la mente de las personas mediante la telepatía, bolas de cristal, telequinesis y muchas otras técnicas. Las mismas desvelan lo que se encuentra oculto en lo más profundo de nuestro subconsciente. Sin embargo, hay ciertos rasgos o aptitudes de las personas que pueden proporcionarnos información adicional de lo que están pensando los demás; sin la necesidad de utilizar ningún artículo mágico, únicamente una visión detallada.

Técnicas utilizadas para leer la mente

Entre las técnicas más comunes que podemos destacar y que son usadas por los psicólogos en sus consultas, se encuentra el lenguaje corporal. Por lo general, al momento de comunicarse con una persona, esta posee una postura determinada que indica el interés que tiene hacia ti y hacia lo que estás comentando. Uno de los ejemplos más utilizado, es la colocación de las rodillas. Si estas se encuentran juntas y apuntando a su interlocutor, indica que está interesada en lo que se está conversando; de lo contrario, si posee las rodillas separadas es un indicativo que el interés es escaso.

Otro modo habitual en el cual se puede ver lo que las personas están pensando, es mediante los ojos. Esto es ideal en caso de que quieras descubrir si alguien te está mintiendo, ya que si mira hacia arriba y a la izquierda, está tratando de crear una imagen falsa. En cambio, si está tratando de recordar algo verdadero, su mirada se dirigirá igualmente hacia arriba pero hacia la derecha.

También hay otras formas de saber lo que una persona pensará pero sin la necesidad de tener el don o el poder de leer la mente. Esto se realiza mediante pruebas psicológicas de selección simple, que fuerzan al cerebro a elegir la opción más simple y de alguna manera más obvia. Así que más que un modo de leer la mente, este es un tipo de test que le mostrará al profesional tu personalidad y tus inclinaciones; en caso de elegir una opción que no sea la común, el test puede mostrar algún tipo de padecimiento o proceso neural diferente.

Finalmente, hay un modo desarrollado por los científicos que se llama “neuronas espejo”. Esto funciona al colocarte en la posición de otra persona mediante la observación y tratando de actuar como reacciona esa persona ante ciertos estímulos. Con esto puedes desarrollar algo llamado empatía. La misma te permite saber cómo va reaccionar una persona ante una situación determinada ya que te has colocado en su posición.

Como verás, leer la mente parece simple y posible sin necesidad de ningún don o truco; pero ello requiere de un gran poder de entendimiento y paciencia, ya que no todas las personas reaccionarán igual ante los estímulos exteriores.

Mas informacion sobre este tema

4 Comments

  1. Rubén dario 18 mayo, 2015
  2. D 22 abril, 2017
  3. JL2G 14 noviembre, 2017
  4. Diego Moreno 16 febrero, 2018

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad