¿Cómo jugar a la Ouija?

En la historia de la ouija, no se sabe con exactitud cual es la génesis de su termino. La versión mas extendida y generalizada es que proviene de dos vocablos OUI («Si») en francés y JA («Si») en alemán. Y en la mayoría de las enciclopedias de Ocultismo y Parapsicología la explicación etimológica va por estos caminos. ¿Te interesa saber cómo jugar a la Ouija? En este post, vamos a contarte cómo.

En cuanto a la descripción mas aceptada y gráfica aunque existen muchísimos tipos de ouija que ya veremos mas tarde, se explica: «Trípode de madera en forma de rueda debajo de la mano de un «Medium»; se mueve sobre una tabla pulida y deletrea mensajes, señalando letras con su vértice. Como invención es muy antigua, y era ya usada en tiempos de Pitágoras hacia el 540 a.C. Según cuenta un exegeta del filosofo su secta mantenía frecuentes sesiones o círculos en los cuales una mesa mística moviéndose sobre ruedas se dirigía hacia signos que el gran filosofo y su alumno Filolao iban interpretando a la audiencia, como si se tratasen del mundo oculto»

Iglesia y ouija

Iglesia y ouija

También en China, muchos siglos antes del nacimiento de Confucio casi con toda certeza 500 años también antes del nacimiento de Cristo, era muy común el uso de instrumentos como la ouija, considerados como una manera no amenazadora de comunicarse con los muertos, aunque cronistas posteriormente revelaron extraordinarios y horripilantes problemas.

En la Roma Imperial, esta clase de artilugios fueron extremadamente populares en épocas muy tempranas, concretamente tres siglos antes de Cristo. Se han encontrado referencias a un experimento realizado por tres personas que predijeron el nombre del que iba a suceder al Emperador que en aquel momento se hallaba en el poder. Los tres fueron juzgados por delitos de alta traición y Teodosio, el soldado que fue nombrado por la tabla como sucesor del Emperador fue ejecutado.

En América, antes de la llegada de Colon, los indios nativos, hacían uso de unos aparatos a los que denominaban «Tablas Squidillatc» las cuales eran usadas para la localización de objetos perdidos o de personas desaparecidas misteriosamente.

También hay versiones que se ciñen a tiempos mucho mas cercanos, y sintetizan que los orígenes de la Ouija están a finales de mil ochocientos. Las hermanas Fox, madres del espiritismo, comenzaron jugando a un juego que ellas llamaron SEÑOR PATA DE CABRA HAZ LO QUE YO HAGA. Un día, estaban sentadas ante la mesa del salón, y entonces, comenzaron a jugar entre ellas. Unos ruidos extraños hicieron que se convirtieran en las primeras espiritistas de la historia, según nos quieren contar .Con la frase señor pata de cabra haz lo que yo haga, comenzaron a dar golpes sobre la mesa, e, inexplicablemente, los golpes eran respondidos. Las hermanas fox serian las primeras, pero no tardarían en aparecer mas mediums que pretendían atraer a los muertos al mundo de los vivos. Entonces, se invento una forma mas sencilla de hacer que un espíritu invocado pudiese comunicarse con mas métodos que con golpes.

En 1853, en Francia, el «espiritualista» M. Planchette, diseñó una ouija similar a la que hoy día es popular. Elija J. Bond, en USA, le hizo variaciones; William Fuld le compró los derechos y un año después la patentó. Aquí la historia se complica un poco. Últimamente se pudo comprobar en un curioso articulo de la revista norteamericana «American Heritage» de Abril de 1883 que un tal William Fuld compró los derechos de Bond y pidió otra patente fundando entonces «The Southern Novelty Company» en Baltimore (Maryland) que mas tarde fue comúnmente conocida como la «Baltimore Talking Board Company» y empezó a producir las famosísimas y enigmáticas «Oriole Talking Boards«.

En sucesivos artículos iremos desgranado datos, revelaciones, misterios profundos y curiosos experimentos, los cuales algunos de ellos han terminado o terminaron nefastamente.

¿Qué es la Ouija?

La ouija es un tablero de madera, el cual contiene dibujada en su superficie, las letras de la “A” a la “Z”, los numero del 0 al 9 y en cada esquina superior, los símbolos del sol y de la luna. Desde los años 20, la ouija ha sido catalogada como una ventana al “más allá” que se utiliza para contactar con fallecidos, al hacerles preguntas que contestaran por medio de un indicador móvil.

A pesar de lo antiquísima que es esta, las únicas pruebas existentes de que este juego o practica es real, son los relatos de experiencias vivida por personas que se atrevieron a utilizar la ouija, mas no, ha sido comprobada su eficacia científicamente. Si tú eres de esos curiosos que tienen pensado emplear el tablero de ouija, aquí te diremos la mejor manera de hacerlo.

La tabla ouija

De su historia, son muchas las conjeturas y los relatos que se podrían enumerar. Teorías, testimonios, experiencias, encuentros con seres de otra dimensión… en fin; cierto o no, la Tabla Ouija existe y cada vez hay más personas que «juegan» con ella y quienes por simple curiosidad, se ven enfrentados de un momento a otro a desconocidas fuerzas.

«El telégrafo de los muertos» es el otro nombre con el que se conoce la tabla ouija, un elemento del submundo de la oscuridad y el silencio absoluto, en el que las almas navegan sin rumbo fijo, deambulan de un lugar a otro esperando que algún incauto les abra una puerta para atravesar el umbral de la muerte y estacionarse para siempre en este, el mundo de los vivos.

Sin importar como se le llame, esta tabla se convierte en un puente de comunicación entre los vivos y los del más allá, que sin estar muy lejos, hacen de las suyas convirtiendo la vida de las personas en verdaderos infiernos, haciéndolos padecer por haber cometido la osadía de querer entrar en contacto con los que ya no están.

Y es que por lo general, las personas acuden a la tabla Ouija, con el fin de poderse comunicar con un ser querido ya muerto y con el que pretenden establecer algún tipo de comunicación. Pero no siempre logran hacerlo y con quien establecen contacto resulta ser «algo» completamente contrario a lo que esperaban.

La tabla Ouija es un «invento» que apareció en escena en la Francia de finales del S. XIX y fue terminado por las Hermanas Fox. Su nombre se deriva de dos voces, una francesa, oui; y otra alemana, ja (si en español). Su verdadero poder es desconocido por la gran mayoría, quienes acuden a ella con irresponsabilidad y por simple curiosidad por los cuentos o las experiencias escuchadas en otras bocas.

«La curiosidad mató al gato» y bien se podría ajustar este popular refrán a todos aquellos que en algún momento han tomado a la tabla Ouija como un simple juego y que por simple terquedad han sido testigos de cómo les cambia la vida después de practicar esta endemoniada actividad.

Características de la tabla ouija

Entre las características de esta tabla, fundamentales son los números del 0 al 9 en la parte superior central de la misma; en los extremos derecho e izquierdo superiores, las voces positiva y negativa. En la zona central de la Tabla, se ubica el abecedario en respectivo orden y en los extremos inferiores las palabras cielo e infierno añaden a este, el tinte demoníaco del objeto.

Además de ello, un triángulo que durante el contacto con el más allá, va señalando, una a una, las letras de cada palabra que conforman las respuestas que va dando el contactado.

Lo ideal para una sesión de estas, es que participen de 3 a 6 personas que posean una actitud cien por ciento positiva, libre de sentimientos depresivos, nada ansiosos e incrédulos y menos que tiendan al fanatismo. La Tabla Ouija debe ser usada con respeto y siempre debe existir un «líder» que sea quien canalice las fuerzas y sirva como guía a los demás en caso de tener que enfrentar una situación fuera de lo común.

Para su práctica hay momentos y lugares que facilitan el desarrollo de la sesión Ouija. En la noche, en sótano, en el campo, a la orilla del mar, a la luz de velas o una fogata, favorecen el clima para entrar en contacto con los del más allá.

Testimonios sobre estas experiencias sobran. Muchos han llegado a suicidarse al no soportar las aterradoras situaciones que les toca comenzar a vivir luego de haber abierto una puerta entre el umbral de los vivos y el de los muertos. Hay muchos espíritus vagando, buscando dónde y cómo regresar a la tierra y si una persona no sabe invocar a través de la tabla Ouija se verá abocada a compartir su espacio con uno de ellos.

Es por ello que si el interés por este tipo de prácticas es una motivación para llevar a cabo una sesión, ante todo debe estar seguro de lo que se esta haciendo y tomarlo con gran responsabilidad y calma. El más allá no es un cuento y mucho menos un juego de niños exploradores. La decisión como en todo, es tuya. Pero ojo, que en otro lado alguien espera por tu alma!.

Pasos para jugar a la ouija

Lo primero que debes hacer es crear el ambiente idóneo para que el tiempo que pases utilizando la ouija, esto generalmente a altas horas de la noche, en una casa sola, con las luces apagadas y solo iluminados por velas.

Invita a uno o más amigos, si es cierto que puedes jugar solo, mas esto no es recomendable, por precaución a perder el manejo de la situación. Lo ideal sería dos o tres personas, ya mientras el número de personas sean, mayor más energía se acumulara y la actividad paranormal puede pasar el límite que quieres tener con el “otro lado”.

Las situaciones con la ouija pueden ocurrir de la nada, muchas veces el tablero funciona perfectamente siendo receptivo, mientras que otras no pasa nada, por eso se prueba más que nada en las noches hasta altas horas de la madruga.

Debes erradicar toda distracción que pueda afectar la concentración en el tablero, ni música, ni sonido de televisión y mucho menos niños jugando y corriendo por la sala. Apaga tu teléfono, ya que coger una llamada en medio de la sesión puede interrumpir la conexión.

Las instrucciones originales, nos dicen que el tablero debe estar ubicado sobre las rodillas de los participantes, aunque también dice que esto debe hacerlo una dama y un caballero. Puedes hacerlo sobre una mesa o el suelo, una superficie suficientemente larga para que pueda ser visto por todos y pueda poner sus dedos sobre el puntero.

Tabla ouija

Luego debes asegurarte de tener un apropiado estado mental, ya que deberás ser extremadamente paciente. Es posible que el tablero necesité un minuto para calentarse, pero a veces podría ser una hora. O sea, existe la posibilidad que no obtener respuestas inmediatamente, pero que eso no te desanime y no te rindas.

Si tu tablero se encuentra algo adormilado, mueve el puntero ligeramente en círculos y empieza nuevamente. Muchas veces el puntero se mueve muy rápido y otras muy lento. Algunos asemejan esperar respuestas de un tablero de ouija con esperar que te hagan una conexión vía telefónica. Espera o termina el juego, para reanudarle en media hora después.

Si logras contactar con un espíritu, asegúrate de ser lo más educado, nadie quiere hacer enojar a un espirito en medio de una sesión. También podría pasar que no obtengas las respuestas que buscabas, pero esto no es ni culpa del tablero, ni mucho menos del espíritu, enfadarte por esta razón seria acabar con el ambiente del juego.

Cuando el juego empiece, hazlo con sencillez, no atropelles al espíritu con demasiadas preguntas, ni que estas sean muy complicadas. Puedes empezar con: ¿Cuántos espíritus habitan en este momento la habitación? ¿Cómo te llamas? ¿Eres un buen espíritu o uno malvado?

Por ultimo deberás elegir un médium, este se encargara de realizar las preguntas y dirigir toda la práctica. Sin embargo, todos los participantes tienen derechos a opinar o realizar una pregunta, pero debe ser la médium la que las haga ante el tablero.

Realiza un ritual de apertura, ya sea este una bienvenida, o una oración. Debes hacer que el médium salude a los espíritus y que afirme que solo las energías positivas son bienvenidas. Y si intentas comunicarte con algún familiar o conocido fallecido, asegurarte de colocar en la mesa al que le haya pertenecido a esta persona.

Al momento de empezar el juego el puntero debe estar colocado sobre la letra “G”. El médium debe pedir a los participantes que coloquen su dedo índice firme pro suavemente sobre el puntero, mueve lentamente en círculos el puntero para que el tablero se caliente, luego piensa muy claramente en las preguntas que realizaras.

Y ahora sí, puedes empezar las preguntas. Estas como antes se mencionó deben empezar lo más sencillas posible e ir subiendo el nivel concorde el ambiente se va acentuando. Si el espíritu indica ser malévolo, es mejor retirase de la sesión y reanudarle después de un rato. Y Si recibes respuestas insultantes del espíritu, no te enfades, solo despídete y termina la sesión.

El papel de la mente en el juego de la ouija

En el interés de los que buscan su «yo» subconsciente para obtener respuestas de seres que no están entre nosotros de forma física, esta la comunicación con uno mismo por medio de un tablero y no es pura ficción para cubrir una realidad aun mas oscura, es simplemente el deseo de comunicarse con el «Mas Allá« y conseguir respuestas.

Cuando el ser humano se abre a buscar respuestas mas allá de lo que se puede llegar por el uso de la razón (estudio, lógica), entra en el campo de los sobrenatural en el que solo hay dos caminos: Dios y el demonio. Ciertamente nadie en su sano juicio busca dirección de Dios por medio de la ouija. El propósito original del «juego» era hacer contacto con alguna entidad. Esta solo puede ser una persona muerta que no está en el cielo o un espíritu demoníaco que pulula a la espera de algún alma débil que pueda caer en sus diabólicas redes.

Tras el fenómeno de la Ouija, no se esconde ningún tipo de truco ni de fraude sino de una gran realidad como es la del fenómeno telepático. Para una mejor comprensión de como se lleva a cabo una sesión de vasografía, podemos empezar diciendo que nuestro cerebro es el mejor emisor y receptor que jamás se haya construido y, por ello, no es difícil de comprender que en una sesión de Ouija lo que hacen los participantes es emitir una llamada telepática con el más firme propósito de establecer algún tipo de contacto de forma que la primera inteligencia o entidad con la suficiente telepatía como para poder recibir, decodificar y contestar esa llamada, será la que podrá establecer la comunicación con lo participantes del grupo. Naturalmente, la entidad con la que se contacta debe de tener un mínimo de afinidad con los participantes o, por lo menos, con que se preste a mantener tal comunicación.

La forma de hacer el experimento o mejor dicho una sesión de ouija es en principio sencilla pero en contra de lo que muchas personas dicen de manera inconsciente no es fácil. Tiene que haber un/a sensitivo/a, es decir, alguno de los participantes debe ser un buen canal psíquico y comportarse como hilo conductor a través del cual la comunicación pueda ser debidamente conducida. Los demás son meros intercomunicadores. Existe en realidad el medium y el espíritu. Los demás participantes actúan como amplificador de la manifestación del Espiritu.

El espíritu se comunica a través del Medium; es decir, es el medium el que esta en contacto con el espíritu. Primero todos los participantes han de relajarse, para que el espíritu se manifieste. Tras manifestarse, sera el medium la única persona que hable y que pregunte directamente al espíritu, ya que se convierte en la conexión con el mundo de los muertos. Normalmente se le hacen preguntas al Medium y este, a su vez se las hace al espíritu. Eso es básicamente lo que hay que hacer. El espíritu moverá el objeto elegido de letra en letra para así poder manifestar sus opiniones. Una vez terminada la comunicación, el espíritu desaparecerá (en la mayoría de los casos). Existen muchos tipos de Mediums sensitivos, y cada uno actúa de una manera. Hay mediums que entran en trance, otros que simplemente son conexiones con los espíritus elegidos por los participantes de la ceremonia, y otros que pueden sentir donde va a haber una mejor comunicación.

El mantener la mente totalmente abierta es una buena terapia y manera para avanzar en el difícil mundo de las para-ciencias. Hay que advertir que, aunque se use la ouija por curiosidad, se está abriendo camino para el demonio y no es de extrañar que la persona quede espiritualmente afectada, de ahí el peligro latente que siempre existe cuando se practica.

Los resultados pueden ser, por ejemplo, dificultades posteriores en la oración, fantasías, obsesiones y otras opresiones mentales, sueños húmedos y oníricos y posesiones sexuales que la mente puede manetener en algún sujeto/a. Puede ocurrir que la persona se envicie con la ouija. En ese caso la opresión del demonio sobre esa pobre alma se hace mayor. Se entra en lo oculto hasta convertirse en una fascinación. El demonio, siendo mucho mas inteligente que nosotros, tiene conocimientos que nos parecen maravillosos pero que los utiliza para atraparnos y engañarnos. Puede además imitar voces y apariencias de personas que han muerto y que en la vida pasada hubieran estado entre nosotros, e incluso fueran seres queridos.

Según la opinión de algunos expertos, el mundo de los espíritus es una especie de limbo en el que están pululando. Según otros, nos encontramos ante esferas que contienen, cada uno diferentes tipos de espíritus, lo que hace que, cada vez que contactamos, contactemos con una esfera y con un tipo de espíritu. Estas esferas, serian de varios tipos. Unas de ellas, donde estarían los espíritus superiores, a las que nadie podría acceder jamas. Las esferas inferiores, en las que están los espíritus «pequeños» en comparación a los de las otras esferas, y luego la esfera conjunta, que es a la que se suele acceder, y en la que podrías encontrar cualquier espíritu de los citados anteriormente, excepto los de la esfera superior.

Aunque la gran mayoría de la gente diga que en sesiones espiritistas han contactado con Satanas, Belcebu o incluso, con Dios, pensad que todo esto es algo poco creíble. Según los investigadores del ocultismo, esto seria IMPOSIBLE, a no ser que se tratase de otro tipo de conexión, y entonces no se necesitaría la ouija. Esta conexión podría ser perfectamente un pacto con el diablo, o una misa negra de satanistas. Sea cual sea el tipo de conexión, ya se saldría del tema del espiritismo. Existen muchos tipos de espíritus con los que se pueden contactar; Puedes encontrar desde almas atormentadas que están haciendo penitencia, o incluso espíritus confundidos, que no saben que están muertos, o espíritus burlones, de los que no hay que fiarse en absoluto, ya que sus tenebrosos juegos podrían hacerte, amable visitante y lector terminar en los abismos de la locura.

Son muchos y muy variados los casos de espíritus burlones, que son los que mas tienden a manifestarse. Los espíritus burlones, intentan hacer el mal de cualquier manera. Desde comentarios sobre gente fallecida (normalmente se hacen pasar por algún ser querido que ha fallecido), hasta otras bromas de mal gusto, en la que podríamos incluir los poltergeists. Un poltergeist es un espíritu burlón, que se manifiesta físicamente. Estos espíritus suelen ocasionar destrozos leves en las casas o lugares en los que se manifiesten, pero casi nunca suelen atacar malintencionadamente. Suelen hacer cosas para asustar a las personas, como mover las camas cuando duermes, hacer volar bastones, tirar vasos o esconder las cosas, e incluso cambiarlas de sitio. Son una molestia, pero no intentan hacer daño alguno. Pero siempre estamos en la frontera si esto es daño o no. No todos somos fuertes mentalmente. Y no sabemos la impresión y el efecto que ciertos hechos paranormales puede producir en las personas.

En el espiritismo, el espíritu burlón se diferencia del poltergeist, en lo siguiente:

  • El poltergeist gasta bromas de mal gusto físicamente. El espíritu burlón intenta hacer daño a los participantes en un juego de la ouija.
  • El poltergeist una vez se ha ido, no suele volver. El espíritu burlón, Intentara volver siempre para hacer la vida imposible a los participantes. Y esto en algunos casos puede ser muy peligroso.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad