no comments

El dios de la guerra

Ares, fue hijo de Zeus y Hera, fue el auténtico dios griego de la guerra. Era uno de los 12 dioses del Olimpo, todo lo contrario de la inteligente Atenea, que también dirigía los asuntos de guerra.

Al mencionar a Ares se trataba de un dios sin modales, violento y agresivo, sin ningún aspecto positivo en cualquier tipo de casos.

Su padre Zeus le dijo que le odiaba más que al resto de los dioses incluso, y que la única razón para tolerarle era que fuese hijo suyo y de Hera.

Ares nunca se casó, pero sí tuvo muchas relaciones. Su relación más famosa y conocida es la que tuvo con Afrodita, la diosa del amor y de la belleza, de la cual concibió a Armonía, esposa de Cadmio.

Ares, dios de la guerra griego

Ares, dios de la guerra griego

Historia de Ares, el dios de la guerra

A pesar de ser conocido como dios de la guerra, no siempre salía victorioso en los combates. Por el cual, resulta varias veces herido, sobre todo en sus enfrentamientos con  Atenea.

Los griegos nunca confiaron en Ares, porque quizá ni siquiera estaba influenciado por pertenecer a un solo bando, lo contrario, a veces ayudaba a una parte y a veces a la otra, como si fuera por diversión, según le dictaban sus inclinaciones. Su mano destructiva se veía tras los estragos inculcados por plagas y epidemias. Incluso, este carácter sanguinario de Ares lo hacía ser odiado por otros dioses, incluidos sus propios padres.

No todo era odio para Ares, era adorado en la ciudad-estado griega de Esparta, en la que todo se relacionaba de con la guerra de alguna u otra manera. Sin embargo, también respetaba quién consideraba su rival Atenas.

Ares es el dios de la guerra en la mitología griega

Ares es el dios de la guerra en la mitología griega

Actuaciones en guerra

De acuerdo con el mito dice de esto, un hijo de Poseidón había violado escandalosamente a una mortal, Alcipe, en ese lugar. Ares le castigó hasta la muerte y allí mismo fue juzgado por el consejo de los dioses, motivo por el cual la colina llevó su nombre desde esa situación.

Ares apoyó a los troyanos durante el conflicto con Grecia, su actuación en el campo de batalla fue bastante discreta. Sin embargo, el mortal Diomedes le hirió y lo hizo huir, pero también fue derrotado después de encararse a Atenea. El gran héroe Heracles no fue menos e hirió a Ares en alguna ocasión de guerra.

Marte, el dios romano de la guerra que era digamos lo equivalente a Ares, era bastante más significativo para los romanos, ya que era el padre de Rómulo y Remo, fundadores de la ciudad de Roma.

Fue uno de los responsables del enorme éxito del nuevo imperio, que se estableció gracias a los ejércitos organizados que a este le pertenecía y su obsesión por la supremacía militar.

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies