El Tragaldabas

“La abuela decide prepararles a sus tres nietas una sorpresa en la bodega: pan con miel (se había olvidado de que esa era precisamente la comida favorita del Tragaldabas). Las nietas, una por una, bajan por las escaleras oscuras, frías y misteriosas; empujan la puerta y el Tragaldabas se las come…”

El famoso Tragaldabas es uno más de los tantos comeniños populares. Se presenta con diferentes características según la zona pero hay ciertos rasgos comunes que se repiten a pesar de las versiones. Es gigante, es cabezón, con aspecto bruto y con gran voracidad se traga a los niños sin masticar. El Tragaldabas insinúa de sus propósitos y su voracidad. También se repite el héroe en todas las versiones: una pequeña hormiga.

La historia escrita por Pablo Albo tiene varias cosas de la tradición pero se decide por un final mucho más divertido para los niños. Mientras que el cuento de Aurelio Espinosa el héroe, la hormiguita, mata al monstruo. Así simbolizan que el bien triunfa sobre el mal siempre, y que gracias a la mediación solidaria de muchos personajes, las situaciones se resuelven.

Las distintas denominaciones para el comeniños han variado. Y se ha utilizado su figura con fines variados: para que aprendan a portarse bien, o para que se acuesten temprano, incluso para que no salgan de noche y en especial para que no se acerquen a desconocidos.

El Tragaldabas. Foto JM Travieso

El Tragaldabas. Foto JM Travieso

La imaginación ha servido para poder prevenir y corregir a los niños. Se han pasado de boca a en boca con la necesidad de perseverar la vida de los niños y el susto con estos hombres ha ayudado bastante. Al definirlos como horripilantes y asustadores los pequeños aprenden a hacerles caso a sus padres.
Todos alguna vez hemos sido asustados y recién de grandes entendemos la importancia de estas leyendas.
El hecho de que sean tan universales y con historias tan fascinantes corresponde al hecho de que se tratan historias para niños, entonces complementan el desarrollo infantil a niveles supremos. Hasta los médicos utilizan estas técnicas para hacer que los niños se curen. Con estas historias ellos han entendido conceptos muy importantes y de una forma muy sencilla como una simple historia. La angustia los hace reflexionar y crecer.

La historia del Tragaldabas es una de las pocas que termina con un final feliz, pero no deja de remarcar la importancia de no hacerle caso a extraños y acatar órdenes. El hombre les explicaba que los iba a tragar pero la curiosidad hizo que los nietas de la abuela no prestaran atención y terminen comidos por el hombre.

Cambiando o no el final, la historia del Tragaldabas está contada para entender también que la hormiga, un ser pequeño puede vencer al más grande. Por más de que no estuvo bien su acto, no deben “achicarse” y enfrentar la vida, siendo que el bien siempre triunfará ante mal.

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad