Encuentros reales del tercer tipo

Los extraterrestres siempre han sido un tema controversial pero popular en la sociedad, varias personas han realizado hipótesis acerca de cómo estos extraterrestres han contactado con la tierra y la razón de este contacto, estas hipótesis son sustentadas por supuestas evidencias como los testimonios de aquellas personas que tuvieron un encuentro cercano o que pudieron observar indicios de un objeto volador no identificado cerca del lugar donde se encontraban. A esto se le denominan encuentros reales del tercer tipo.

Algunas personas han realizados testimonios de haber tenido contacto con entes de otro planeta, estos testimonios son diversos y se diferencia por la forma en que se percibe por las personas, los encuentras pueden ser de primer tipo, los cuales se caracterizan por haber visto algún tipo de objeto volador no identificado; los de segundo tipo, donde la presencia de estos seres es más perceptible, se caracteriza por temperaturas extrañas, conductas asustadizas de los animales y olores no reconocidos; el ultimo son los encuentros de tercer tipo es cuando la persona tiene la posibilidad de poder ver con sus propios ojos los entes de otro planeta.

Casos de encuentros reales del tercer tipo

La abducción es uno de los mejores ejemplos de los encuentros de tercer tipo, en el se menciona como las personas son abducidas por un extraño rayo de luz que los transporta a una nave espacial, en este tipo de naves las personas son retenidas, experimentadas y luego son devolvías al lugar donde se realizo el contacto.

Uno de los casos más famosos de encuentro del tercer tipo fue el del matrimonio de Betty y Barney Hill, los cuales declararon públicamente haber sido parte de un encuentro cercano del tercer tipo. Este matrimonio se encontraba en la carretera a mitad de la noche, venían de regreso de unas vacaciones por el estado de Nueva York, cuando vieron que una luz muy brillante se acercaba a ellos, al principio pensaron que era un cometa pero después se dieron cuenta que la luz se les acercaba cada vez mas. Este matrimonio fue abducido por especies de otro planeta en una nave donde se le realizaron experimento y donde el matrimonio declara que pudo comunicarse con los extraterrestres que tenían una imagen humanoide, este matrimonio también declara que después fueron puestos en libertad en el lugar donde había ocurrido el encuentro.

Aliens y humanos protagonizan encuentros reales del tercer tipo en todo el mundo

Aliens y humanos protagonizan encuentros reales del tercer tipo en todo el mundo

Otro caso de encuentro cercano del tercer tipo fue el ocurrido al italiano Eugenio Siragusa, este hombre afirma que en su ciudad natal pudo ver el avistamiento de un ovni volando, el hombre salió de su casa en su auto a una montaña donde supuestamente se encontraban los aliens, cuando llego al lugar pudo ver un extraño medio de transporte volador y una voz que le relato un mensaje muy explicito para toda la raza humana en la tierra. Según el mensaje de este italiano, los extraterrestres eran seres de otro planeta que tenían el objetivo de protegerlos y que por esa razón pedían que terminaran definitivamente con todos los experimentos que eran realizados con sustancias nucleares, además de eliminar las plantas de energía nuclear ya que estas representaban un alto peligro para el medio ambiente del planeta.

Encuentros del tercer tipo en Hampshire, Inglaterra

El 2 de agosto 1983 en Aldershot, Hampshire, Reino Unido, un hombre de 77 años, Alfred Burtoo salió pescar por la noche en el Canal de Basingstoke, en las primeras horas de la calma de la mañana del 12 de agosto de 1983, vio una luz brillante desciende del cielo y se puso en su camino. Pensando que tenía que ser un helicóptero debido a la cercanía con la base de la MOD, no hizo caso, y se sirvió una taza de té de su termo. Entonces su perro, Tiny, comenzó a ladrar furiosamente y dos figuras surgieron de la oscuridad. «Medían un metro veinte de altura y vestían trajes de color verde pálido desde la cabeza a los pies«, dijo a los periodistas Burtoo. «Y tenían un casco del mismo color con una visera que se ennegrecía«. Los extraterrestres invitaron a Burtoo a seguirlo. Dejando con calma su taza de té, el intrépido les siguió a lo largo del camino hacia una nave espacial con forma de platillo. «Yo tenía 77 años y no tenía mucho que perder«, explicó más tarde.

En el interior de la base, subiendo unas escaleras, Burtoo descubrió que el techo era tan bajo que tenía que agacharse. Se encontraba en una habitación octogonal de color negro metálico, olía un poco a carne podrida. «No he visto signos de tuercas y tornillos, no he visto ningún objeto que parezca ensamblado«, dijo. «Lo que me interesó más que nada era un árbol que se elevaba del suelo al techo de la nave. El árbol medía aproximadamente 1 metro 20 de circunferencia, y en el lado derecho había dos siluetas similares a las que me habían invitado a caminar con ellas«.

Encuentros del tercer tipo

Uno de los seres le dijo al anciano que sostuviera una luz naranja, era algo que durante unos minutos parecía un escáner. «¿Cuántos años tienes?» -preguntó la entidad, la voz «cantó» algo que sonaba como «una mezcla de chino y ruso«. Cuando dije que tenía 78 años, me dijo: «Usted puede irse, usted es demasiado viejo y enfermo para nuestros proyectos» Desconcertado, Burtoo bajó del platillo y volvió al lugar donde estaba pescando. «Lo primero que hice… fue a recoger mi taza de té frío y beberlo«, recuerda. «Y entonces oí el silbido, como el de un generador eléctrico, vi la nave despegar y elevarse a una velocidad muy alta«. Al parecer perturbado por su extraño encuentro, Burtoo reanudó la tarea, «volví a la ocupación para la que había salido de casa…» A pesar de su rara experiencia, dijo que su aventura nocturna fue «la experiencia más grande de mi vida

Alfred Burtoo no es el único que al parecer ha sido rechazado en un examen médico extraterrestre. El abducido estadounidense Carl Higdon creía que había sido expulsado de la nave extratterestre porque sus captores habían descubierto su vasectomía. Del mismo modo, Luis Oswald, un brasileño secuestrado en 1979 por unos seres que afirmaban ser «una pequeña galaxia cerca de Neptuno«, informó que después de haber soportado un largo examen le dijeron que era «inútil«.

Encuentro cercano con extraterrestres

Hace unos años, en la localidad de Rachel Nevada, un vecino aseguro haber visto un ovni El dueño de una hostería de la zona, por las dudas, colocó un cartel de estacionamiento cara ovnis.

Hoy es frecuente escuchar relatos de avistamientos de ovnis, un norteamericano tuvo el primer encuentro cercano de La historia el fenómeno sorprendió a todos. Muchos astronautas o Neil Armstrong también aportaron pruebas de su existencia.

El primer encuentro cercano Eran poco más de las dos de a tarde y el piloto Kenneth Arnold ya había cumplido con el rito del almuerzo y a sobremesa en el pequeño aeropuerto de Chehalis, en Washington.

Encuentros cercanos

Encuentros cercanos

Se preparaba para disfrutar de su gran pasatiempo: volar. Cuando estaba listo para despegar, el operador de la torre de control le preguntó si podía participar en la búsqueda de un transporte militar DC4 dé la Marina que había desaparecido esa misma mañana elijas cercanías del Monte Rainier a 4.400 metros de altura). Sin demasiado entusiasmo, Arnold dio su conformidad. Ascendió hasta los 5000 metros y se dirigió a a zona que le había sido asignada.

Recordó durante un rato el terreno, volando por momentos a muy baja altura, sin encontrar rastros de la nave extraviada. Ascendió nuevamente y en ese instante —cuando su avioneta se desplazaba casi verticalmente—,que un extraño reflejo a la distancia desvió su atención. Arnold se olvidó de la búsqueda y se concentró en lo quea lo lejos parecía una formación de nueve aeronaves redondas que volaban en línea e iban rodeando una serie de picos montañosos que él conocía de memoria. La velocidad de los objetos lo sorprendió. Usando el segundero del
reloj del panel de instrumentos determinó que habían cubierto los 77 kmxh. que separaban el Monte Rainier del Monte Adains en nichos de un minuto, a casi 3.000 kilómetros. !imposible para la época: por entonces la máxima velocidad alcanzada por un avión era cercana a los l,000kilómnetros por hora, yse trataba de naves experimentales, Arnold o advirtió que estaba muy inquieto,casi asustado. Pero su curiosidad pudo más y trato de aproximarse a la extraña formación. De inmediato,los objetos se alejaron a una distancia que los puso casi fuera de su vista,Más tarde, en el bar del aeropuerto y con una copa en ala mano ,describió a quien lo quisiera escuchar que el movimiento dé los objetos que había vis-to era semejante al de ‘platillos que rebotaban en la superficie del agua”.

Esa soleada tarde del 24 de junio de 1947, Arnold se convirtió en el primer testigo oficial” de la historia de los ovnis. Muy pronto, los platos voladores tuvieron un buen espacio en los diarios más prestigiosos de Estados Unidos y su relato fue seguido poco tiempo después por muchos más, provenientes de otros estados norteamericanos,

¿Realidad o ficción?

Unos años antes de ese episodio, en octubre de l938,Orson Welles había demostrado que el temor del gran público a un ataque del espacio exterior era real Su adaptación radial de La guerra de los mundos, de H.G. Wells, emitida por la NBC, había alarmado a millones de personas.

Los historiadores creen que como el mundo estaba próximo a otra guerra- y el miedo a una invasión real era justificado.

Lo cierto es que la experiencia del piloto Arnol provocó una rápida reacción del gobierno norteamericano —muy concentrado por entonces en la evolución de la postguerra y el cambiante tablero del poder mundial—,que destinó una oficina con varios especialistas para recibir informes y seguir bien de cerca el tema.

Un nuevo encuentro cercano con los ovnis aumentó aún más la inquietud general. Los denunciantes eran alta mente calificados: el piloto y el copiloto de un DC-4 de UnitedA irlines y varios oficiales de la base de pruebas de la Fuerza Aérea conocida entonces como Muroc Field (rebautizada luego como Edwards). El punto culminante de la oleada de avistamientos se produjo el 4 de julio de ese mismo año, cuando los diarios y las radios recibieron cientos de llamadas, Incluso el cómico Bob Hope, en sus hora ra dial de la NBC,intentó bajar los decibelios afirmando que los supuestos ovnis habían sido una forma original de celebrar e! Dia de la Independencia con simples fuegos artificiales. En los medios se debatía el nuevo fenómeno. Se escuchaban relatos de testigos que juraban haberlos visto, y pilotos veteranos de la Segunda Guerra Mundial aportaron su granito de arena a la confusión general al recordar que durante el conflicto, en muchas de las incursiones aéreas sobre Alemania. habían observado extrañas bolas de fuego alas que batitizaron ‘foo-fighters” que parecían perseguirlos, sobre todo cuando combatían contra los cazas nazis. Los científicos dela época trataron de ser mas prudentes. Hablaron de Cristales de hielo o granizo que de alguna manera cruzaban el cielo dando la impresión de volar y cambiar de velocidad. Pero la psicosis colectiva creció aún más por los brotes iniciales de una cruzada anticomunista orquestada por los ‘halcones” republicanos de Washington, desde donde se llegó a especular con que las misteriosas naves voladoras podían ser una nueva arma creada por los libros-como prólogo de la Tercera Guerra Mundial.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad