Engimas y misterios de Carlos V

Carlos V, también conocido como Carlos I de España, fue un Rey Español y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, nacido el 24 de Febrero del año 1500 en Flandes, Sacro Imperio Romano, y el cual fallece a los 58 años el 21 de Septiembre de 1558 en Cuacos de Yuste, Corona de Castilla. Este se encuentra enterrado en La Cripta Real del Monasterio de El Escorial. Hijo de Juana I de Castilla y Felipe Hermoso.

Carlos V fue un poderoso gobernante cuyo Reinado comenzó a los 20 años debido a una serie de fallecimientos prematuros de numerosos aspirantes a la corona, convirtiéndolo a él, de esta manera, en el Monarca más Joven y Poderoso de toda Europa.

Con la Muerte de su abuelo, Fernando el Católico, en 1516 Carlos V se convierte en Carlos I de España, asumiendo el control y la autoridad total para regir a este país, pero este se encontraba en una situación bastante intensa debido a que su Hermano, El Príncipe Fernando, preferiría que el trono le hubiese sido entregado a él. No fue sino hasta 1517 que su Hermano lo acepto como Rey y se unió a él para apoyarlo en la Administración de su Reinado.

Durante su reinado, España se llegó a convertir en la primera potencia a nivel mundial comenzando así la Edad de Oro de este país y formo, de esta manera y gracias a su gran poderío, el más vasto Imperio de Colonias jamás antes visto y con el objetivo de instaurar un Imperio Universal, donde predominaría el Cristianismo y uniría a la mayor cantidad de Reinos posibles para formar un conjunto de alianzas que le garantizaran el poder y el control total.

El objetivo Principal de Carlos V era reunificar nuevamente todos los Reinos junto con sus territorios bajo el mandado de una sola Corana de manera tal que esto permitiera la sostener el legado del Sacro Imperio Romano y hacerle frente a la invasiones extranjeras, sobre todo la Invasión Turca liderada por Solimán El Magnífico, la cual ponía en peligro todos los planes de prosperidad y grandeza para el Imperio que estaba formando el Joven Monarca.

De Esta Manera, Carlos V asumió el control de todos los Reinados y puso bajo su mando a todos los Príncipes de estos Reinos para dirigirlos en contra de la invasión extranjera y desterrar a los Infieles de Europa, de manera tal que así podría prevalecer la universalidad Europea y establecer el Cristianismo como la Religión dominante en este continente.

Para 1522 Carlos V ya había sofocado la rebelión de los turcos y había centrado todas sus fuerzas en combatir a favor de la completa eliminación del Islam, una religión que amenazaba todas sus creencias y su objetivo de llevar la Cristiandad a su máximo nivel de poder.

En 1526 consume matrimonio con su Prima, Isabel de Portugal, hija del Rey Manuel I de Portugal, esto avivo las relaciones entre España, Alemania y Portugal y le permitió obtener un mayor renombre y más simpatizantes para su causa.

Finalmente en 1536 logra conquistar la ciudad de Túnez y poner fin a Solimán el Magnífico, pero, El pirata Barbarroja, la mano derecha de Solimán se da a la fuga, y años más tarde, en 1538 este destruye toda la flota de Carlos V cerca de la costa de Epiro, lo que ocasiona el comienzo del fin del Reinado de Carlos V y el deterioro de la sociedad Cristiana.

Se ha de señalar que después de esto, Carlos V se obsesiono extremadamente con la muerte, el temor a dios y la angustia religiosa, todos estos factores provocaron que perdiera muchos de sus seguidores y se abdico de su Reinado, pasando los últimos días de su vida en el Retiro Monástico hasta 1558, cuando muere.

 

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad