no comments

Hechizo de protección para bebés

Es la pureza de un bebe lo que se tiene que proteger. Es una pobre criatura limpia y sin pecado. Todo es dulzura y merece ser protegido de todo MAL. Por eso te ofrecemos este hechizo de protección para bebés.

La Protección se efectúa a base del Muérdago del que ya hemos hablado y explicado Protecciones con el. Y es que las Ceremonias con el Muérdago, en la Antigüedad estaban asociadas con el Año Nuevo, a la llegada de “Lo Nuevo”, lo “Recién Nacido” de ahi que lo ideal para la protección de los Recién nacidos sea esta Planta.

Para confeccionar este potente pero sencillo amuleto se deberá de disponer de los siguientes elementos:

  • 1 séquito de tela de color blanco,
  • 1 fotografía del bebe,
  • 1 papel pequeño de color blanco,
  • 1 puñado de hojas de Muérdago Troceado,
  • 2 velas de color blanco.

Cuando ya tengamos esos elementos para el trabajo, se procederá a situarlos frente a nosotros. A la derecha y a la izquierda del conjunto se colocaran las velas blancas que seguidamente se encenderán con cerillas de madera, y a continuación se dirán las siguientes invocaciones:

“Por el Poder de los Cuatro Elementos, y la Fuerza de las Llamas de estas velas de color Blanco, signo de la Pureza, la Inocencia y la Beatitud, Pido a las Entidades que me ayuden y protejan, consagrando este Muérdago para que aleje todo el Mal de (Indicar el Nombre y Apellidos del Niño o Niña). Gracias Entidades por Vuestra Atención y Disposición a Ayudarme.”

Protección bebés mediante hechizos y rituales mágicos

Protección bebés mediante hechizos y rituales mágicos

Seguidamente se tomará el papel y se escribirá el nombre y los apellidos del bebe, así como su fecha de nacimiento con día, mes y año. Debajo se escribirá esta frase “Deseo Protección y Ayuda en especial contra El Mal de Ojo”.

Tras haber escrito este texto, se pasara el papel por encima de cada una de las llamas de las velas y seguidamente se doblara y se introducirá en el saquito en el que se depositara también la fotografía y el Muérdago.

Después se cerrar el séquito, cosiéndolo o anudando su extremo con un hilo de color blanco y se pondrá dicho séquito debajo de la almohada del bebe o en un rincón de la cuna.

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies