no comments

Historia de los huérfanos considerados mentalmente incapaces

En Montreal (Quebec – Canadá), durante las décadas de 1940 hasta 1960, las madres solteras se vieron obligadas a dejar a sus hijos en orfanatos, generalmente administrados por la Iglesia Católica, cuyas responsables del cuidado de niños eran monjas. Estos orfanatos vivían de la beneficencia y la ayuda financiera de los gobiernos. Para cada niño se le daban 75 centavos. El problema es que había alrededor de 3000.

Sin embargo, si un niño era enviado a las instituciones de salud mental, significaba un nuevo diagnóstico, por lo cual el gobierno pagaría el doble por él. Es por ello que durante este período Maurice Duplesis, que era primer ministro de Canadá, elaboró un acuerdo con la Iglesia Católica, el cual afectó de una manera negativa a los infantes.

Es importante recordar que no hay una intención de criticar, juzgar o de imponer verdades absolutas. Nuestro objetivo es únicamente el de informar y entretener. El contenido de este artículo está dirigido a las personas interesadas en investigar sobre el tema.

Lobotomías en huérfanos

Lobotomías en huérfanos

El acuerdo al que llegaron fue considerar a todos los niños con discapacidad mental. Sin embargo, para esto debían llevarlos a la Escuela de Medicina de la región para recibir un diagnóstico. Metieron a los infantes en los hospitales y los sometieron a descargas eléctricas, lobotomías, esterilizaciones químicas, inyecciones con LSD y otros fármacos, camisas de fuerza y abusos sexuales.

Sylvio Albert Day era uno de esos huérfanos “creados” en los hospitales. Cuando era adolescente fue enviado al hospital Jean de Dieu para trabajar en el depósito de cadáveres. Este era uno de los hospitales pertenecientes a la Iglesia Católica, en donde realizaban los experimentos. Años más tarde él y otros sobrevivientes declararon en qué consistía la vida dentro de estos establecimientos.

Durante un período de tres meses se transportaron 67 cuerpos de niños y niñas, que posteriormente se venderían a la Universidad de Montreal y a la Universidad McGill. En 1990, más de 3.000 supervivientes han presentado una demanda con el fin de hacer el que mundo conozca estos hechos. De igual forma, hay algunos huérfanos que fueron capaces de recuperar sus registros médicos antes de ser falsificados.

En marzo de 1999, el gobierno de Quebec no quiso reconocer en un principio los hechos y decidió hacer una oferta de mil dólares como compensación por cada víctima. Sin embargo, esta oferta fue rechazada y fuertemente criticada por el público.

En 2001, los demandantes recibieron un pago único de 10.000 dólares por persona y otros mil dólares por cada año de injusto encarcelamiento en una institución mental. Sin embargo, este pago se limitó solamente a 1.100 huérfanos que habían sido etiquetados como mentalmente discapacitados.

Los otros, que fueron víctimas de abuso sexual y de torturas no recibieron nada. Cabe destacar que hoy en día existen campañas que promueven la exhumación de los cuerpos de los niños muertos.

¿Qué piensan de esta historia? ¿Habían escuchado hablar de estos huérfanos? ¿Encontraron algún error? ¿Tienen alguna duda o sugerencia? ¡Colócalo en los comentarios!

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies