La obsolescencia programada y el cártel Phoebus

El término de obsolescencia, se refiere al momento en el cual los productos dejan de funcionar y pasan a ser obsoletos. Aparentemente, los productores de equipos electrónicos tienen la capacidad de programar los dispositivos para que estos se deterioren después de un tiempo determinado de uso. Esto no es algo nuevo, ya que todo este sistema comenzó poco después de la gran invención de todos los tiempos, la bombilla. Hablamos de la obsolescencia programada y el cártel Phoebus.

Como sabrás, la bombilla fue creada por Thomas Edison y su interés se centraba en crear una luz especial que tuviese una larga duración, debido a que los primeros modelos duraban alrededor de 1500 horas. Sin embargo, años después se creó una institución creada por algunas compañías de bombillas llamada Phoebus, cuyo propósito era el de regular el comercio de este invento limitando su durabilidad hasta un máximo de 1000 horas. Esto se realizó con la finalidad de movilizar el comercio de bombillas, ya que entre más tiempo duren más tardarán los consumidores en adquirir los repuestos y esto puede provocar pérdidas a los fabricantes y a los comerciantes. El modo de regular esta duración era mediante una multa que se les imponía a aquellas compañías que elaborasen bombillas con más tiempo de duración que el establecido.

A pesar de ello, hay países que han buscado la manera de saltarse esta imposición, como por ejemplo una fábrica en Berlín, que tuvo la osadía de crear una bombilla de larga duración, pero debido a la gran oposición de la competencia, esta no pudo salir al mercado internacional quedando progresivamente en el olvido. Un ejemplo de que los aparatos electrónicos pueden durar más de lo establecido, es el de una bombilla que se encendió en California en el año 1901 y aún en la actualidad continúa iluminando sin ningún problema.

Cártel Phoebus y obsolescencia programada

Cártel Phoebus y obsolescencia programada

Obsolescencia programada en la actualidad

En la actualidad este problema de la obsolescencia programada le ha generado grandes problemas a reconocidas compañías como la Apple, debido a que mediante la internet los consumidores relatan sus experiencias con estos equipos. El caso con esta empresa se remonta a sus inicios, puesto a que al momento de culminar la garantía el equipo, este comenzaba a presentar desperfectos en la batería, obligando a los consumidores a adquirir otro equipo ante la imposibilidad de cambio de la pieza. Ante esta situación un joven comenzó una campaña contra la Apple, logrando introducir una demanda colectiva que provocó que dicha empresa consiguiese la manera de que la duración de la batería de sus dispositivos fuese más larga y también tuvieron que alargar la garantía de sus productos.

Otro producto en el cual podemos conseguir ese proceso de obsolescencia programada es en las impresoras, ya que en secreto varias compañías introducen en su equipo una esponja que va a absorbiendo la tinta restante de cada impresión, que con el tiempo genera desperfectos en su funcionamiento provocando que el consumidor tenga que comprar una nueva. Otro modo de deteriorar las impresoras de modo controlado es la inclusión de un chip que va llevando el conteo de las impresiones realizadas, hasta llegar a un límite determinado que es cuando la impresora se daña “sin explicación”.

El cártel Phoebus

Según algunas personas afirman que la creación del cártel Phoebus, impuso una limitante en cuanto a la creación de nuevas tecnologías ya que había una restricción importante en el mercado. Esto lo podemos evidenciar en la actualidad con la tecnología LED, ya que las bombillas realizadas bajo esta modalidad tienen una vida útil de aproximadamente 25 años, y esto es aproximadamente 10 veces más que las bombillas comunes, pero su precio igualmente es elevado. Así que como vemos el ser humano puede ser algo avaricioso en cuanto a la protección de sus ganancias, generando así un caos y posiblemente un estancamiento en su evolución.

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad