no comments

Leyenda de la llorona

La leyenda de la llorona es una de las leyendas más conocidas tanto en México como en el resto del mundo. Tiene tantas versiones como se pueda uno imaginar, y es de esas leyendas que ha ido pasando de generación en generación.

Hay quienes afirman que era la diosa azteca Cihuacó mientras que otros afirman podría haber sido Malinche o Doña Marina, pero incluso otros hablan de ella como una mujer de gran belleza que existió en la época del México Colonial.

Aunque podemos decir que el origen es diferente dependiendo de la versión, a rasgos generales podemos hablar de La Llorona como una mujer de gran belleza, vestida de blanco y que todas las noches vaga por las calles o bien a la orilla de los ríos lamentándose por la dolorosa pérdida de sus hijos.

La belleza ejerce una gran atracción en los hombres y sus gemidos y lamentos dan miedo a cualquiera que la escuche, aterrorizando a cualquiera que la oiga.

Es muy probable que la base de esta leyenda esté en la antigua cultura azteca, donde creían en las Cihuateteo, que eran los espíritus de mujeres que habían muerto en el parto y a quienes se les honraba por haber perdido la batalla de dar a luz.

Se creía que se podían ver a estas personas en los cruces de caminos llorando por sus hijos. Es muy común que las Cihuateteo estén muy relacionadas con las diosas Cihuacó quien dentro de la mitología azteca fue la primera en dar a luz. Es por ello que está diosa se convirtiera en la protectora de los partos y de las mujeres que morían al parir.

Imagen ilustrativa de La Llorona

Imagen ilustrativa de La Llorona

¿Cómo es la leyenda de la llorona de México?

Durante los primeros años del México Colonial existió una mujer de gran belleza que se enamoró de un Español y con quien tendría tres hijos.

A pesar de ello este hombre nunca se casó con ella y sólo la visitaba de vez en cuando. Pasaron unos años y el español encontró a una mujer española con la que decidió casarse.

Cuando la mujer indígena se enteró de tal traición, enloqueció de rabia y celos y decidió matar a sus 3 hijos llevada por la rabia del momento.

Cuando se dio cuenta del gran error que había cometido enloqueció y se mató ella también. Desde entonces se quedó entre dos mundos y va de un lado a otro llorando por sus hijos perdidos por culpa de aquel hombre.

Vaga todas las noches por las calles o cerca del río en busca de sus 3 hijos, y llorando por su muerte, lanzando gritos y gemidos capaz de horrorizar a cualquiera. Todavía hoy si se presta algo de atención se la oye lamentarse “Ay mis hijos” que repite desde que los asesinó.

Como podéis ver es una historia triste y a la vez terrorífica que pasó hace muchos años y que sigue escuchándose por las calles de México. Es posible todavía hoy en día poder escucharla vagando por las calles y de una belleza espectacular. Hasta aquí nuestro artículo sobre la leyenda de la llorona.

No hay comentarios

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies