Leyendas urbanas de Colombia

En la mayoría de los países, las leyendas urbanas surgen como cuentos que les han pasado a muchas familias. Estos relatos se repiten de generación en generación y, mediante boca en boca, se esparcen a través del territorio. Las leyendas urbanas de Colombia tienen su origen en esta práctica, aunque cada vez se hacen menos creíbles.

La Patasola

Según la leyenda, este monstruo temido por muchos hombres, vive en la selva y en las cumbres de la llanura. Posee una única pata, pero con ella puede avanzar con extrema rapidez.

Según los supuestos testigos, es una hermosa mujer que los atrae para enamorarlos y llevarlos al bosque. Una vez allí, se transforma en una mujer con ojos de fuego, boca deformada, dientes de felino y cabello despeinado.

Leyendas urbanas de Colombia. La Patasola

Leyendas urbanas de Colombia. La Patasola

Aunque no hay ninguna evidencia tangible de su existencia mediante fotos o vídeos, se puede observar en bosques y selvas. Para quienes la ven, la mejor forma de defenderse consiste en rodearse de animales domésticos, especialmente de perros, por considerarlos animales benditos.

La Llorona

Testigos que aseguran haber visto a la Llorona afirman que es una mujer con ojos rojizos y vestidos sucios y deshilachados. Entre sus brazos, lleva cargado un bulto similar a un bebé recién nacido, como su hijo, por el que llora desconsolada.

Se puede encontrar en zonas solitarias, como quebradas, lagunas y charcos profundos durante la noche y madrugada. Los infieles, los perversos y los borrachos son sus principales víctimas, a pesar de que no lastima a nadie.

Leyendas urbanas de Colombia. La Llorona

Leyendas urbanas de Colombia. La Llorona

Por el contrario, la Llorona les pide ayuda a los demás para cargar al niño, pero al entregarlo se libra del castigo. De este modo, la persona que recibió al bebé se convierte en la nueva llorona.

No obstante, otros dicen que la Llorona es el alma de una mujer que mató a su mamá prendiéndole fuego la casa en la que vivía. De esta manera quedó condenada a la maldición que dice que andará sin Dios y sin Santa María, persiguiendo a hombres por los caminos del llano.

El Sombrerón

Cuenta la leyenda, que este peculiar hombre que siempre vestía de negro vivió en épocas lejanas en diferentes pueblos de Colombia. Se caracterizaba por usar un sombrero negro, montar un caballo del mismo color de la noche y estar acompañado por dos perros con cadenas.

El enigmático personaje no hablaba con nadie ni hería a nadie, más bien aparecía y desaparecía mágicamente. Se le podía encontrar durante las noches en las orillas de caminos solitarios persiguiendo a borrachos, peleadores, trasnochadores y jugadores tramposos.

Leyendas urbanas de Colombia. El Sombreron

Leyendas urbanas de Colombia. El Sombreron

Los supuestos testigos afirman que la figura sale al camino a todo galope con un fuerte viento helado. De este modo, los hace correr mientras grita que si los alcanza se los va a poner, antes de desaparecer misteriosamente.

Cuando la luna es prominente en el cielo nocturno, es fácil confundirlo con las sombras de las ramas y los arbustos. Así, el oscuro y escalofriante hombre aprovecha para espantar aún más a sus víctimas, quienes huyen despavoridas.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad