no comments

Leyendas urbanas de Hollywood

Hollywood, un lugar lleno de sueños, ilusiones, glamur, fama y riquezas en medio del estado de California. Debido a toda la atención que recibe, es normal que se generen leyendas urbanas de Hollywood, aunque no siempre son ciertas. En este artículo te dejamos algunas de ellas que de seguro no esperabas.

La pintura de la muerte

En la película Goldfinger, uno de los momentos más icónicos es cuando la actriz Shirley Eaton es cubierta completamente en pintura dorada. Se rumorea que después de esta escena, la actriz sufrió una grave intoxicación que acabó con su vida.

Sin embargo, la leyenda es falsa, puesto a que Eaton sigue viva y hasta ha publicado una autobiografía. Lo que sí es cierto es que se retiró de la actuación poco tiempo después de la película.

Leyendas urbanas de Hollywood. La Pintura de la Muerte

Leyendas urbanas de Hollywood. La Pintura de la Muerte

El almanaque que revela el futuro

Otra famosa leyenda de Hollywood se originó en la película de Volver al Futuro II con el almanaque usado por Marty McFly. Este predijo la victoria de la Serie Mundial de los Marlines de Florida diez años antes de que sucediera. No obstante, este rumor es completamente falso.

Leyendas urbanas de Hollywood. El pequeño bastardo

Leyendas urbanas de Hollywood. El pequeño bastardo

El niño de la Mansión Embrujada

En los parques de Disney, la Mansión embrujada es una de las atracciones más populares entre los visitantes de todas las edades. Es por esto que se asegura que una madre llegó a la atracción con las cenizas de su hijo y pidió permiso para esparcirlas en la Mansión Embrujada.

Leyendas urbanas de Hollywood. El niño de la Mansión Embrujada

Leyendas urbanas de Hollywood. El niño de la Mansión Embrujada

Las autoridades le negaron el permiso, pero ella igualmente ingresó y las esparció a lo largo del recorrido. Ahora, los empleados afirman ver un niño llorando cuando el parque se cierra.

La muerte del Munchkin

La muerte del Munchkin en la película del Mago de Oz es una de las leyendas más populares del cine estadounidense. Esta dice que un actor se suicidó colgándose de un árbol de la escenografía durante el rodaje por un amor no correspondido. Además, su cadáver se puede ver en una escena de Dorothy yendo a Ciudad Esmeralda.

No obstante, esta leyenda es falsa porque los arboles utilizados como parte de la escenografía son de cartón. Su reducido tamaño hace imposible que nadie pueda ahorcarse al guindarse de ellos.

El Pequeño Bastardo

Este es el apodo que se le puso al auto que conducía James Dean al momento de su muerte en 1955. Muchos aseguran que el auto se encontraba maldito, dado había acabado con la vida de dos personas con anterioridad.

Después de la muerte del actor, otras personas sufrieron terribles tragedias al momento de estar involucradas con el auto. Por ejemplo, los restos del vehículo fueron colocados en un depósito, pero este se incendió y un hombre que intentó reparar el auto perdió ambas piernas cuando este le cayó encima.

Es difícil afirmar o negar la veracidad de esta maldición, aunque hay quienes aseguran que su muerte se debió al rompimiento amoroso con Maila Nrumi. Ella era una actriz fanática del ocultismo y se dice que no tomó bien el fin del noviazgo.

A pesar de la fama del auto, más nunca se supo nada de él, debido a que desapareció misteriosamente. Tal vez mantenerlo alejado de las calles sea lo mejor para evitar futuras tragedias.

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies