Los 5 fantasmas más terroríficos de Japón

Quien ya ha visto películas japonesas sabe que en las tierras orientales, las historias de terror pueden superar con creces a las representadas en libros y películas de Hollywood. En Japón, los fantasmas pueden ser buenos o malos, alimentarse de rabia, de amor e, incluso, ser considerados como amuletos de buena suerte.

En esta ocasión te presentamos algunos de los fantasmas más terroríficos de Japón:

Onryo

Su nombre significa “espíritu rencoroso, vengativo”, y puede ser encontrada en cualquier lugar en Japón. Se alimenta de odio, y se manifiesta por las personas que murieron en situaciones de envidia, celos, rabia u odio tan fuerte, que su espíritu no fue capaz de pasar al otro mundo. Este tipo de fantasma aparece de la misma forma que la persona que murió, en general, revelando marcas de heridas y sangre.

A pesar de ser lo suficientemente fuertes como para matar a sus objetivos, prefieren atormentar a las personas por largos períodos de tiempo, haciendo de su existencia algo insoportable. Son implacables y, a diferencia de los fantasmas comunes, siguen matando y rondando los lugares que habitan, incluso después de acabar con sus víctimas, sólo por el odio innato que tienen.

Goryo

Desde el Japón feudal, se cree que algunas características de las personas las acompañaban en el mundo de los muertos, como una recompensa o maldición. Y cuanto más poderosa o influyente fuera persona, mayor sería la capacidad destructiva de su espíritu.

Sin embargo, a diferencia de las Onryos, que solían ser, sobre todo, mujeres comunes y amas de casa, los goryo corresponden a políticos, gobernantes y guerreros, que con sus poderes podían causar desastres gigantescos, como inundaciones, incendios y terremotos.

Funayurei

Estos fantasmas son considerados responsables por taladrar y hundir barcos, ya que son los espíritus de personas que murieron en la ruina. A pesar de ser señalados como humanos o fantasmas en buques marítimos, pueden también aparecer en lagos y ríos, por ejemplo. En los días de lluvia y bajo la luna llena, se dice que ganan fuerza.

Ubume

El nombre significa “mujer casi dando a luz”, lo que explica un poco su historia. Este espíritu generalmente está atormentado por la preocupación, ya que es el resultado de mujeres que mueren cercanas (o durante) el parto.

Aparecen en noches oscuras y lluviosas y muchas veces parecen mujeres comunes cargando bebés, pidiendo ayuda o tratando de comprar cosas en las tiendas, por ejemplo, y pagando con hojas secas. Si el bebé ha muerto, aparecen con él, y tratan de entregarlo a las personas. Si alguien lo toma, sentirán que el bebé pesa demasiado, al punto que no podrán cargarlo más (además de descubrir que está muerto).

También pueden aparecer embarazadas y cubiertas de sangre, con un feto en las manos. Su deseo es proteger a sus hijos, lo que no los hace espíritus necesariamente malos, aunque sí bastante terroríficos.

Zashiki-warashi

Estos fantasmas domiciliares suelen permanecer en las salas llamadas “Zashiki”, generalmente ocupadas por los tatamis, donde los niños se quedan. Son amados y relacionados a la buena suerte. Aparecen como niños de 5 o 6 años, con mejillas sonrosadas, demostrando su inocencia. También son considerados guardianes de los hogares, y, en el caso de que sean exorcizados, pueden dejar la casa libre para que un espíritu malo la ocupe.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad