no comments

Médico promete hacer un trasplante de cabeza en 2017

Una idea digna de Frankenstein puede cambiar para siempre la medicina, ¿o será que no pasa de pura charlatanería? Hablamos de la polémica sobre el trasplante de cabeza del profesor Sergio Canavero.

Comparado con el personaje de Dr. Frankenstein, Sergio Canavero tiene una idea audaz para salvar vidas de personas con problemas neurodegenerativos

Ningún profesional de la salud ha causado tanto revuelo, polémica y asombro como este cirujano calvo. Se trata del italiano Sergio Canavero, que coordina el Grupo de Neuromodulación Avanzada de Turín. Todo comenzó hace dos años, cuando prometió que haría el primer trasplante de cabeza humana de la historia. Según las entrevistas que dio en la época, el procedimiento se producirá, sin retrasos, en el final de 2017.

No has leído mal: Canavero quiere, literalmente, cortar la cabeza de una persona viva e instalarla en el cuerpo de un donante recién muerto. El objetivo es salvar la vida de pacientes con enfermedades motoras o degenerativas que no pueden mover el tronco, cadera, brazos y piernas, pero tienen el cerebro funcionando normalmente.

En colaboración con científicos chinos y surcoreanos, el controvertido médico publicó una serie de artículos en los que se dice que ha obtenido buenos resultados en la cirugía con ratones, gatos y perros — hay incluso fotos y vídeos de los animales que se mueven en el post-operatorio.

¿Pero cómo ocurriría un trasplante de estos? Para empezar, la cabeza y el cuerpo pasarían por un proceso de enfriamiento. Así, las células se quedarían congeladas y sobrevivirán por un tiempo sin oxígeno. Después, con las dos partes cortadas, un procedimiento minucioso reconectaría las principales venas y arterias que pasan por el cuello.

El gran desafío se encuentra en cómo llevar a cabo la reconexión de la médula ósea, la estructura que pasa dentro de la columna vertebral y que transmite los comandos del cerebro hacia el resto del organismo. Para permitir que las dos partes diferentes se unan, Canavero, apuesta por una sustancia llamada polietilenglicol, que parece tener la capacidad de estimular el crecimiento de algunas de las células del sistema nervioso.

Según los cálculos, la cirugía pionera debe tardar 36 horas, contará con un equipo de 150 profesionales y costará más de 30 millones de dólares. El paciente se mantiene en estado de coma por un mes. Durante este período, los expertos colocarán electrodos en su cuerpo, que darán pequeños choques eléctricos para estimular la médula y reforzar las conexiones nerviosas. Después de este tiempo, el sujeto será capaz de hablar con la misma voz del pasado, y mover el rostro. Dentro de un año de terapia intensiva, va a caminar y moverse normalmente.

Parece una historia digna del Doctor Victor Frankenstein, ¿no es así? Pues el propio Canavero se compara con el científico de la clásica historia de la escritora británica Mary Shelley. Actualmente, desarrolla métodos de aplicación de corrientes eléctricas en los cadáveres, para permitir que las células de todos los órganos se mantengan activas — vivas, por así decirlo — por más tiempo.

Portada de Frankenstein

Portada de Frankenstein

El italiano ya cuenta con el primer voluntario para el trasplante de cabeza. El ruso Valery Spiridonov, de 32 años, sufre de una enfermedad llamada Werdnig-Hoffmann, un tipo de atrofia muscular espinal. Es una condición rara, caracterizada por la degeneración de un tipo específico de células nerviosas. A lo largo del tiempo, el problema conduce a la debilidad muscular y el individuo deja de caminar, además de tener dificultades para masticar, tragar y respirar. Spiridonov se postuló libremente para el experimento y cree que esta es una oportunidad de aumentar su tiempo de vida y abrir las alas a los nuevos tratamientos, que podrían beneficiar a mucha gente.

Como era de esperar, la inmensa mayoría de la clase médica se muestra totalmente en contra de las experiencias de Canavero. Arthur Caplan, profesor de bioética de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, dice que el italiano está “fuera de sí”. Otros lo acusan de hacer marketing — existía hasta una sospecha de que todo no pasaba de publicidad para un nuevo juego de Nintendo, que sería lanzado al mercado por la compañía japonesa Konami.

Muchos aún se preguntan si es correcto y ético someter a un ser humano a una cirugía que no se ha probado en derecho en animales. Incluso los estudios publicados con perros y gatos están rodeados de misterio, no traen informaciones técnicas importantes e ignoran los métodos de investigación básicos y consagrados. Los expertos creen que la medicina todavía está muy lejos (más de 100 años, para ser exactos) de conquistar buenas noticias en esta mies.

Valery Spiridonov, voluntario para el trasplante de cabeza

Valery Spiridonov, voluntario para el trasplante de cabeza

Otros científicos han intentado llevar a cabo emprendimientos de esta naturaleza en el pasado. En la década de 1950, el ruso Vladimir Demikhov implementó una segunda cabeza al cuerpo de un perro. El animal sobrevivió durante cuatro días. Él llegó a repetir la operación en más de 20 veces, sin gran éxito. A pesar del fracaso canino, las experiencias soviéticas abrieron el camino para las cirugías de trasplante actuales de hígado, corazón y riñones.

En la década de 1970, el estadounidense Robert White, de la Universidad de Harvard, realizó el procedimiento en un mono. El primate sobrevivió sin mover el cuerpo (su médula no se volvió a conectar) y con fuertes dolores por sólo ocho días.

Más recientemente, el chino Xiaoping Ren, que colabora con Sergio Canavero, anunció haber realizado más de mil trasplantes de cabeza en ratones. Reporteros del The Wall Street Journal afirman haber visto a los roedores que se activan normalmente tras el intercambio — por desgracia, los animales no han vivido por más de algunos minutos.

Después de tanto alboroto, Canavero no parece negarse a la idea de seguir adelante con su proyecto, aún con el plazo tan ajustado. Él ya tiene la técnica y el voluntario. Sólo queda un país que acepta alojar la experiencia — los más probables son China y Vietnam. ¿Marketing o ciencia? Sólo el futuro dirá como el Dr. Frankenstein italiano entrará a la historia.

¿Y tú?, ¿qué piensas del trasplante de cabeza del doctor Canavero?

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies