Meditación guiada

¿Qué es la meditación guiada?

La meditación guiada se basa en la guía que un maestro realiza de nuestra mente; en realidad se trata de dejarnos conducir por cierto recorrido mental que nos ayudará a alcanzar un estado de paz y tranquilidad. Este tipo de meditación no sólo es empleado por seguidores de enseñanzas o religiones orientales; incluso ha sido incluido en diversos programas de psicoterapia debido a la facilidad con la que puede aplicarse y a los beneficios que puede aportar a las personas que la practican.

Meditación guiada para principiantes

Las meditaciones guiadas han sido introducidas y acogidas con bastante popularidad en diversos países de occidente debido a que el grueso de la población no cuenta con disciplina en este aspecto; de ahí que, gracias a la meditación guiada, se les facilite a todos los interesados en la meditación el conseguir los beneficios que ésta puede ofrecer a la mente y el cuerpo. Podríamos decir que en Occidente no estamos acostumbrados a trabajar nuestra mente y nuestro espíritu; la meditación guiada puede ser un excelente método para combatir esto.

Un beneficio más de la meditación guiada es que implica disciplina y trabajo mental, el cual nos aporta energía, tanto mental como físicamente. Explicándolo de otra manera, todo aquello que impulsamos o configuramos con nuestra mente es interiorizado y potencializado en energía, con lo que podemos conseguir resultados más duraderos y profundos.

La meditación guiada nos ofrece la oportunidad de trabajar de acuerdo con nuestros deseos, o mejor, con los sufrimientos que deseamos evitar. Por ejemplo, si después de un agotador día de trabajo queremos desestresarnos y tranquilizarnos, podemos alcanzarlo mediante la meditación guiada.

Algunas diferencias en la práctica de la meditación guiada y de la meditación tradicional son: en la meditación tradicional se busca esencialmente encontrarnos en un estado de silencio para ser más receptivos a los beneficios de la meditación y, a la vez, para poder conseguir un nivel de concentración más alto; en contraposición, en la meditación guiada, una parte importante, quizá la más, es el saber escuchar y centrar nuestra atención, precisamente, en lo que estamos escuchando. Al escuchar al guía será más fácil que, si no cuentas con experiencia, puedas obtener beneficios de la meditación; ya que el guía, metafóricamente, te llevará de la mano” hacia determinados niveles mentales; permitiéndote entrar con mayor sencillez en un estado profundo de meditación. Otra diferencia importante es que comenzar a practicar correctamente la meditación tradicional puede llevarnos meses o incluso años; por lo que para una persona que desea comenzar con ella puede resultar bastante complicado, principalmente, porque no estamos acostumbrados a ser disciplinados con nuestros pensamientos ni conscientes de las acciones que provienen de nuestra mente. Por el contrario, comenzar a practicar la meditación con la ayuda de un guía, nos será de gran ayuda y comenzaremos a educar a nuestra mente y a nuestro cuerpo en diversos aspectos. Si deseas empezar a practicar la meditación de manera seria, probablemente lo mejor sea comenzar con la meditación guiada y, posteriormente, continuar con métodos tradicionales de meditación.

Meditación guiada crecimiento interior

Como hemos mencionado ya, la principal virtud que pondremos en práctica en la meditación guiada es la atención en lo que escuchamos. En este caso, los participantes no se mantienen en un rol “pasivo”; es verdad que tienen que escuchar las palabras del guía, pero si no prestas atención a dichas palabras (lo cual incorpora un proceso activo) e imaginas el sentido de dichas palabras, entonces es probable que no alcances un estado de meditación satisfactorio. Al escuchar, prestar atención y participar activamente desde nuestra actividad mental, notaremos como se potencializa el efecto de la meditación.

Podemos comprobar esto de una manera bastante sencilla; por ejemplo, podemos comparar realizando una vez una meditación guiada sin prestar mucha atención a las palabras del guía o sin participar en el mensaje que desea transmitirnos; por otro lado, en otra meditación, podemos seguir todos los ejercicios de visualización que se nos indican y prestar atención en el mensaje que se nos desea transmitir. Después de realizar esta prueba te percatarás de cuán benéfico pueden ser nuestras capacidades de disciplina, concentración e imaginación.

Probablemente muchos se pregunten el porqué la necesidad de encontrarnos mentalmente activos, receptivos, durante la meditación; o mejor dicho, en los primeros niveles de la meditación. Y es que, como ya hemos dicho, no estamos acostumbrados a trabajar con nuestra mente; habitualmente vivimos de forma pasiva; es decir, todo el tiempo recibimos información, la interiorizamos, escuchamos y creemos sin dudar, no mostramos curiosidad ni imaginación. La mente es una maravillosa herramienta que podemos emplear para liberarnos del sufrimiento y obtener una vida más plena y feliz.

Ahora bien, hay que precisar que emplear la mente durante la meditación sólo es el primer nivel dentro de la misma meditación, la mente es una herramienta que, irónicamente, nos conducirá hacia un estado en el que no utilizaremos la mente. Esto sucede en la meditación guiada, primero debemos de prestar atención y emplear nuestra mente para escuchar el mensaje del guía, el sendero por el que nos conducirá; pero después, alcanzaremos un estado en el que no emplearemos nuestra mente, un estado de vacío, de calma, de nada. Es en este estado cuando realmente nos conectamos con nosotros mismos y con el universo. El estado más puro de la mente, más natural, es aquel en el que no pensamos absolutamente en nada, en el que nuestra mente realmente se encuentra totalmente en blanco. Para muchas personas esto puede parecer sumamente extraño, pero esto se debe a que vivimos perturbados por información y en ningún momento del día se nos permite experimentar nuestra verdadera naturaleza; al no tener nada en la mente, al no pensar en nada, ni en el futuro ni en el pasado, entonces nos liberaremos del sufrimiento y estaremos en paz.

Como conclusión podemos decir que la meditación guiada puede ser un excelente método para todas aquellas personas que recién comienzan a meditar o que desean empezar a hacerlo.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad