Mitos y supersticiones sobre la muerte

En América Latina como en el resto del mundo, existen muchos mitos acerca de quiénes contraerán la muerte pronto. Muchos de ellos, están asociado a supersticiones, es decir, creencias presupuestas que se pasaron de boca en boca.

Una de ellas es la famosa superstición de pasar por debajo de una escalera. Antiguamente se creía que el triángulo que se forma al apoyar una escalera contra la pared, era el símbolo de la Santísima Trinidad, por ende, los pueblos creían que estaba prohibido pasar por abajo del sagrado arco. Hoy en día se entiende que es signo de mala suerte.

Otra de ellas es romper un espejo. Tantas veces escuchamos que traerá 7 años de mala suerte para aquel al que se le rompan. Esta mala suerte viene de la creencia de quienes adivinaban el futuro por medio de un espejo. Las personas que preguntaban pero su espejo se rompía, para los griegos significaba que se iba a morir. Por eso hoy en día cuando un espejo se rompe solo dicen que es alguien que va a morir. Sin embargo, como en Venecia los espejos eran muy caros, las dueñas de casa engañaban a sus criados advirtiéndolos que si se les rompían tendrían siete años de mala suerte.

Gato negro y supersticiones sobre la muerte

Gato negro y supersticiones sobre la muerte

Una de las supersticiones más reconocidas es la que indica que cuando se sientan 13 personas en una mesa a comer, una de ellas en ese año morirá. Se relaciona al hecho de que Jesús se sentó con 12 apóstoles, (más él eran 13) y luego murió. Hay quienes hoy en día optan por hasta poner cubiertos de más para engañar a la muerte y que sean 14 o 15 las personas que sientan a comer (aunque sean 13).

El gato negro ha tenido muchas leyendas de malos augurios. En la antigüedad, la iglesia católica consideraba a los gatos como un símbolo del diablo. Hoy en día se dice que a quien se le atraviesa un gato negro tendrá tanta mala suerte que morirá.

El número trece es por excelencia una superstición. “Martes 13, no te cases ni te embarques” reza el dicho. Una de las explicaciones viene que de a un banquete fueron invitados 12 dioses. El espíritu de la pelea y del mal se quiso colar al mismo y se llegó a tener 13 invitados. Para poder expulsaron se produjo una pelea, pero en ella murió el dios favorito. También hace referencia a la última cena de Jesucristo.

Pero el hecho es aún peor si un viernes o un martes cae 13. Según la tradición fue un viernes 13 cuando Eva tentó a Adán; como así también cuando zarpó el Arca de Noé por las inundaciones. Como así también fue viernes 13 cuando se finalizó con la construcción de la Torre de Babel.

Por último, el hecho de derramar sal que algunos adjudican a la mala suerte, tiene que ver con la antigüedad en donde ese condimento era utilizado para conservar las carnes, por ende el hecho de derramarlo implicaba desperdiciar carne.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad