no comments

¿Qué es la sayona?

Este es un espectro perteneciente a la cultura y folclore venezolano, la leyenda nos cuenta sobre la aparición de una elegante y alta mujer, de largo cabello negro, que castiga a los hombres infieles que traten de cortejarla. Esta aparece en diversos relatos venezolanos con múltiple analogías. También es confundida con La llorona y otras almas en pena de mujeres, aunque no se debe.

La leyenda narra la historia de una mujer llamada Casilda, esta era demasiado celosa, y en un arranque de celos, mato a su esposo y a su madre incendiando la casa donde estos se hallaban, al pensar que estos sostenían relaciones. Su madre, con su último aliento, la maldijo diciendo: “Sayona serás para siempre, y en el nombre de Dios, que así sea”.

Desde ese momento, su alma vaga, errante, buscando hombres infieles para enamorarlos y posteriormente matarlos. La sayona viene aterrorizando los llanos y calles venezolanas desde mediado del siglo XIX. Apareciéndole a borrachos, trasnochadores, pero sobre todo, a los adúlteros. Es considerada como un símbolo, como castigadora de hombres infieles.

Dicen que deja que los hombres la admiren por su belleza, pero cuando estos tratan de cortejarla y enamorarla, sonríe mostrando unos largos colmillos, muy afilados, luego desaparece sin más, dejando pálidos y helados a los hombres. Pero si por el cambio, eres uno de los hombres infieles que busca, después de ver sus colmillos, veras una horrenda cara, y eso será lo último que veas.

Existen miles de versiones sobre la historia de la sayona, aunque la anterior es conocida como la leyenda original, donde siempre se termina la narración con una advertencia parecida a: “Por esta razón, aquellos hombres que disfrutan de engañar a sus mujeres, deberían pensarlo mejor, pensar en La sayona.

Es muy dicho por las personas que La sayona posee la habilidad de desdoblarse lo cual consiste en poder aparecerse como un lobo, un perro o simplemente como la mujer anteriormente descrita. Además la leyenda nos cuenta que esta emite un particular grito que muy aparte de erizar la piel de los que la oyen, el grito puede ser oído a increíbles distancias.

La Sayona

La Sayona

Leyenda de la Sayona

Entre en gran número de historias que personas han contado a lo largo de los años, existe una que ha trascendido hasta la actualidad, se encuentra el siguiente:

Hace años, una oscura noche, un hombre se escapa de su casa para poder encontrarse con su amante. Después de haber caminado por unos minutos, a mitad del camino este se sorprende a ver que su amante iba también en esa dirección, pero algunos metros por delante, este se sorprendió del extraño caminar tambaleante que esta llevaba, pero no le dio más vueltas.

Este corrió tras ella para alcanzarla en la casa, pero este al llegar a la entrada de la misma ve que, la mujer siguió de largo. El hombre confundido le dijo con voz entre firme y a la vez algo tambaleante: -Pero bueno ¿Qué pasa? Cuando esta volteo, el hombre se encontró con una mujer blanca que lo miraba sonriendo con una dentadura de colmillos afilados, u uñas como garras.

Al ver esto el hombre con un terror enorme empezó a correr de vuelta hacia su casa, pero la entidad lo perseguía con brazos abiertos, para aprisionarlo entre ellos. El hombre, al final, logro escara de La sayona y llego a su casa, al entrar, se encuentra con su suegra aun despierta que al verlo tan pálido y agitado, le pregunto qué había pasado:

– Mijo ¿y a usted que le paso?

– ¡Pero que susto me he llevado! Salí un momentico a orinar y me encontré con esa mujer.

– ¡Ay mijo usted como que ha estado engañando a mi hija! No haga esas cosas, yo que se lo recomiendo.

El hombre aseguro que después de aquella experiencia, no quiso más nunca montarle los cuernos a su mujer.

Uso de cookies

Oculto.eu utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies