Simbología del asno

Para los simbolistas, el asno tiene una proyección astral y lo señalan como uno de los atributos del denominado «segundo sol«, el cual no es otro que el planeta Saturno. Os contamos todo lo que sabemos sobre la simbología del asno.

El asno o el burro, actualmente el burro es conocido como sinónimo de poca inteligencia y es considerado por muchas personas como uno de los animales más “brutos” que existen. Se cree esto a tal punto, que es común escuchar como se les llama asno o burros a aquellas personas que demuestran poca inteligencia y que suelen ser torpes.

Así como se menciona anteriormente, a pesar de que es uno de los animales más populares entre el reino animal, también es uno de los animales más incomprendidos e infravalorados que existen. Para algunas personas los burros son simplemente animales de carga y trabajo, pero para otras culturas, el asno tiene un gran significado simbólico.

En el medievo aparecen con frecuencia representaciones de este animal en relieves, frisos y molduras y remates. Simboliza por lo general aspectos relacionados con la paciencia y la fortaleza.

También se le ha asociado, a lo largo de la historia, a los sacrificios rituales y, debido a sus largas orejas, se le relaciona con los elementos circulares, como, por ejemplo, con la rueda y con una de las luminarias.

Simbología del asno
Simbología del asno

Algunos estudiosos de la psicología, por ejemplo Jung, intentan desvelar la complejidad significativa del asno relacionándolo con la fuerza interna del mal y con el poder inconsciente de la culpa. Acaso por ello, desde una perspectiva onírica, interpretan la aparición de la figura de un asno en determinados sueños como detentora de destrucción y muerte. En este sentido, se relaciona al asno cuando aparece de manera intermitente en un sueño, con la ausencia o la desaparición de los seres queridos.

Simbología del asno para los antiguos egipcios

Los egipcios sin duda alguna son una de las civilizaciones más antiguas y conocidas de toda la historia de la humanidad. No solo por las grandes hazañas arquitectónicas como lo son las pirámides egipcias, las momias o la esfinge. Si no por la íntima relación que tenían los egipcios con el mundo de los muertos, y la veneración a animales que para ellos eran sagrados.

Lamentablemente, ese no era el caso del asno, ya que, el asno simbolizaba maldad para los egipcios, y pues, esto debido a que se creía que este animal poseía poderes sobrenaturales, por lo tanto, estos animales eran temidos por los egipcios.

De igual forma, según la leyenda, existía un asno de color rojo cuya principal función era la de interponerse en el camino de las almas que buscaban el paraíso. Los egipcios creían que las almas debían recorrer un camino para poder alcanzar la paz eterna, y pues, el anteriormente mencionado asno interrumpía a menudo su camino.

Simbología del asno en el cristianismo

A pesar de que el burro originalmente es una especie salvaje, este animal fue domesticado por los humanos hace muchísimos años. Dentro de los aspectos más importantes que podemos resaltar, tenemos que el borro forma parte importante de la religión cristiana.

La virgen María, hizo su viaje en burro hacia Belén cuando esta quedó embarazada de Jesucristo por medio de la obra y gracia del espíritu santo. A pesar de que es un animal sencillo, fue el elegido por María y José para este viaje dado que, desde siempre el burro es símbolo de la dedicación y de la vocación que esta emplea en el trabajo.

Es tal la importancia del burro para los cristianos, que este era considerado el animal de carga y de trabajo predilecto. De igual forma, era el medio de transporte favorito de las personas de la época.

Así como se menciona anteriormente, según la biblia, el mismo Jesús hizo su aparición en Jerusalén montado en un burro.

Una tradición muy peculiar de los cristianos, que incluso perdura hasta el día de hoy es la de realizar una miniatura de la escena en donde Jesucristo nació. Esto es conocido como pesebre, y es tal la importancia del burro en el cristianismo, que es casi un requisito, que además de María, José, los tres reyes magos y el niño Jesús, se encuentre presente el burro que los acompañó en tan larga travesía.

Simbología del asno para los romanos

Para los romanos el significado del asno para los romanos era importante, pues, ellos lo veneraban y respetaban. De hecho, entre los hombres era un animal muy popular, debido a que este estaba relacionado con la fecundidad y la procreación.

Los pueblos de la antigüedad clásica le reconocían un protagonismo exhaustivo y, así, los griegos lo mostraban como una víctima ofrecida al oráculo de Delfos; también, a veces, lo consideraban la cabalgadura del dios Dionisos. Sin embargo, los romanos lo asociaban al dios de la fecundidad y de la procreación.

También se creía que el burro era un animal que representaba de buena forma la virilidad de lo masculino, esto debido al tamaño de su miembro genital. Aunque, de forma general el asno es símbolo de tranquilidad, puesto que, sin importar la situación en donde se encuentre este llevará a cabo la tarea que se le encomiende con dedicación.

Significado y simbología del asno en otras épocas y culturas
Significado y simbología del asno en otras épocas y culturas

Significado del asno en otras culturas

Las civilizaciones ancestrales atribuían al asno toda suerte de actitudes alejadas de la realidad y, muy especialmente, lo consideraban un símbolo de la bobería.

En general se consideraba al asno como un animal relacionado con el simbolismo representativo de lo escondido y de lo misterioso y, en este sentido, en los pueblos del valle del Indo, al igual que entre los egipcios, se le temía, y se le consideraba como un peligro.

En determinadas ocasiones históricas, al asno se le ha asociado con la calma y la paz y este es el sentido que tiene para el cristianismo cuando analiza la entrada de su fundador, a lomos de un asno, en la ciudad de Jerusalén. No obstante, en el Antiguo Testamento es considerado, en ocasiones, como un animal impuro.

En la historia del pensamiento filosófico es famoso el célebre «asno de Buridán» cuando se trata de dilucidar la existencia de la libertad y el alcance del denominado «libre albedrío«. Se basa en un asno que se encontrara ante dos montones iguales de heno y al no decidirse acaba muriendo de hambre. Se da en el animal la posibilidad tanto de obrar como de no obrar y, en tal estado, no puede haber ninguna decisión.

Simbología del asno entre los alquimistas

Los alquimistas eran un gremio de genios que combinaban muchas áreas como la medicina, matemática, física, astrología e incluso el misticismo para poder encontrar curar a enfermedades, crear criaturas mitológicas e incluso buscaban convertir los metales en oro.

El asno tiene gran importancia simbólica para los alquimistas pues, era considerado de los animales con más interpretaciones místicas de todos. Alguno alquimistas consideraban que el burro estaba fuertemente ligado a la naturaleza, otros en cambio creían que fueron creados por los dioses para que estos sirvieran de forma sumisa a los humanos.

Además de lo mencionado anteriormente, se dice que uno de los ingredientes más importantes para la preparación de pociones y rituales místicos, eran las orejas del burro. Actualmente tener unas orejas de burro puestas significa que eres una persona de corta inteligencia o torpe, pero los alquimistas creían, que las orejas del burro eran mágicas.

Continuando, también se cree que los burros tienen relación con algunos elementos de gran importancia para los alquimistas como lo son: la sal, el mercurio y el azufre.

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad