Simbología del buey

La simbología del buey está relacionada con la energía del cosmos y simboliza el esfuerzo físico y la acción. También es símbolo de serenidad y conformidad.

Generalmente el buey en casi todas las culturas y civilizaciones es visto como un animal que representa la fortaleza, calma y serenidad. Sin bien a primera vistas el buey puede parecer un animal intimidante y puede llegar a dar miedo en algunas ocasiones gracias a su gran tamaño y composición física. La gran verdad es que también es un símbolo de calma y conformidad.

De igual forma tiene una gran importancia en lo que vendría siendo el cosmos, teniendo así este animal una gran participación en lo que vendría siendo la aparición de muchos escritos que están relacionados con las estrellas y las constelaciones.

Simbología del buey y las constelaciones

El Buey está relacionado con Tauro lo que vendría siendo el segundo signo zodiacal del horóscopo occidental. Además, Tauro vendría siendo una de las constelaciones principales que se encuentran en el universo. Ya que esta constelación posee en su composición a una de las estrellas más brillantes del firmamento.

Generalmente, la simbología del buey está asociada con el tránsito de los caminos, esto debido a que siempre ha sido conocido como animal de carga y de trabajo, pero también como una buena montura por muchas personas. Se le considera un guía para aquellas personas que encuentran perdidas.

De hecho, según cuentan las leyendas, así no te sepas el camino que estás recorriendo el buey siempre encuentra la salida a los problemas más difíciles. Esto no puede considerarle solamente como una afirmación literal, también metafórica, pues se considera que el buey puede encontrar las soluciones a cualquier tipo de problemas.

Es de tal importancia la constelación de Tauro y la importancia del buey en la astronomía, que a esta constelación se le debió su nombre gracias a lo anterior expuesto. Aldebarán, la estrella más brillante que se encuentra en esta constelación ha servido desde tiempos inmemorables por los viajeros, marineros y personas que transitan caminos por las noches para ubicarse y llegar así a los lugares que estos buscan.

De hecho antiguamente, los viajeros tenían una expresión que se fue popularizando entre ellos para nunca perderse. El dicho, decía lo siguiente: “Sigue al Toro y nunca te perderás”. Esta frase hacía alusión a dos cosas. Principalmente a seguir la estrella más brillante de la constelación para encontrar siempre el rumbo, y no cuestionar nunca las decisiones del buey si nos encontrábamos viajando sobre uno.

Significados y simbología del buey
Significados y simbología del buey

Importancia del buey para los romanos

Para los romanos, la simbología del buey tenía muchos significados, era tal la importancia de este animal, que eran venerados y se les consideraba sagrados en su cultura. Los romanos utilizaban a los bueyes generalmente para realizar trabajos de agricultura, y aunque puede parecer un poco contradictorio que utilizaran bueyes para sus trabajos, esto tenía un por qué.

Para los romanos, el buey era sagrado y entre ellos existía la creencia de que el buey tenía afinidad con la naturaleza, por lo tanto, era el animal predilecto para realizar los trabajos de agricultura, ya que, según la creencia las cosechas siempre eran buenas, abundantes y nunca se infestaban de plagas.

Por otra, parte el buey significa triunfo para los romanos, puesto que antes y después de cada batalla, se hiciera un ritual para sacrificar un buen blanco con la finalidad de obtener la victoria en todas las peleas que se avecinaban.

El sacrificio era realizado para obtener el favor de los dioses Júpiter y Marte. Siendo que Júpiter era el Dios más importante de los romanos, el cual era el Padre de los Dioses, y Marte era considera el Dios de la guerra en la mitología romana.

Simbología del buey y su importancia en Oriente Medio

Para los pueblos del medio oriente era tal la importancia del buey para ellos que se le atribuyeron las mismas características y las cualidades espirituales y simbólicas del Búfalo.

Según la creencia popular, se dice que fue uno de los animales que asistieron al llamado que hizo Buda. Convirtiéndose, así pues, en un animal no solo considerado como símbolo de fortaleza, constancia y tranquila, también era el animal idóneo para aquellos sabios que desearan viajar.

Se dice que el buey tiene el don del conocimiento y pues, los grandes sabios de antaño lo preferían sobre las demás monturas por su capacidad para ubicarse en los caminos y nunca perder el rumbo, llegando siempre así al destino deseado.

El buey en el horóscopo chino

Es tal importancia del buey para los chinos que incluso este se encuentra presente en su horóscopo. Es un animal que representa la prosperidad, la recompensa y la abundancia que se alcanza a través de la fortaleza y el trabajo. Se dice que este animal es el que más entereza tiene de todos.

Aquellas personas que nacen bajo su símbolo se les conoce como personas respetuosas, calmadas, trabajadoras, pero también personas que tienen un gran carácter, son imponentes y dados a respetar, evitando así que cualquier pueda abusar de ellos.

Simbología del buey en diferentes culturas

Para los pueblos del antiguo Egipto, el buey se diferenciaba del toro, y sus connotaciones significativas se contraponían de forma radical. La mansedumbre del buey contrasta con la fuerza salvaje del toro.

Como ya hemos dicho, los griegos y los romanos lo asociaban a la agricultura y, con ocasión de algún triunfo, los guerreros romanos sacrificaban bueyes blancos al dios Júpiter.

En cambio, los griegos, al igual que los pueblos del este asiático, consideraban al buey como un animal sagrado y era querido por todos los ciudadanos.

As del tiempo de Heliogábalo mostrando dos bueyes
As del tiempo de Heliogábalo mostrando dos bueyes

Los pueblos de oriente le atribuían las mismas cualidades y características que al búfalo y, según esto, fue uno de los animales que acudió a la llamada de Buda. Era considerado, además, como un animal idóneo para conducir a los sabios por todos los lugares que desearan y, según afirma la leyenda, el maestro Lao-tse se dirigió hacia Occidente a lomos de un búfalo.

La tradición popular lo asocia al «Portal de Belén» y, en general, se le considera un signo de aspectos relacionados con la sombra, la oscuridad y la noche, por lo que mantiene, en su simbolismo, cierto paralelismo con una de las dos luminarias, concretamente con la Luna.

En el zodiaco chino ocupa el segundo lugar y se dice de él que siempre elige el camino principal y desecha los atajos.

En el zodiaco occidental se corresponde con su segundo signo, es decir, con Tauro.

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad