SIMBOLOGÍA DEL ELEFANTE: significado en 3 culturas

La simbología del elefante está relacionada el poder y de la prepotencia; por ello, quienes lo utilizan como medio de transporte, suelen ocupar la escala más alta de la sociedad. En tal sentido se interpreta el significado del elefante en el continente asiático.

El mamífero más grande en la actualidad, con el periodo de gestación más largo y con el cerebro más grande que cualquier otro animal terrestre, es de los pocos que transmiten lo que verdaderamente simbolizan.

Sin embargo, hay variedad de profundidad en lo que un elefante puede simbolizar y mostrar a través de su simple presencia, pose o acciones.

La primera simbología del elefante, la más curiosa y concurrida, tanto en la literatura como en las películas, es el miedo del elefante al ver un roedor, cuando lo científicamente real en esta afirmación es la causa de: El movimiento.

Los elefantes tienen ubicados los ojos a ambos lados de la cabeza, esto los deja limitados a la hora de observar con claridad y dirección lo que se mueve o no. Los roedores, al ser tan pequeños y rápidos, no son captados con precisión y esto ansía y preocupa al magno mamífero.

Esta es la primera señal que los elefantes no tienen miedo a temen a pequeñas cosas o seres, sino que son precavidos, inseguros y agresivos al no tener la situación controlada o desconocerla en su totalidad.

SIMBOLOGÍA DEL ELEFANTE: significado en 3 culturas 1

Significado del símbolo elefante

El significado de los elefantes es, por lo general, universal, ya que son honrados por ser inteligentes, y representaciones o contribuyentes de los dioses en el mundo actual.

Traen buena suerte, definen una larga, prolongada vida a través de ellos mismos, atraen simbológicamente la sabiduría y bienestar en el entorno. Alejando pensamientos negativos de terceros, envidia o males.

Los elefantes enseñan, por medio de su trayectoria y sus acciones, a ser capaces de proseguir, alcanzar, progresar o continuar a través de las dificultades presentes en nuestro día a día, que los obstáculos no son nada más grande que tu grandeza o paciencia.

Sus propiedades mágicas mantienen las relaciones diarias en constante renovación, la confianza, el amor, el consejo, el interés y el cuidado entre individuos se fortalece, facilitando u otorgando la memoria, la salud, la fe y esperanza.

Confiabilidad

Si eres, ves, tocas o sientes cerca un elefante, siéntete afortunado y disfruta de la liberación que conlleva este contacto, fortalece la dignidad, la paciencia, templanza y renueva la longevidad de tu vida.

El honor es otro de los sinónimos que podrías darle a tus preocupaciones, no temas a mejorar atributos después de pensar, soñar o estar con un elefante, estabilízate y venera el tiempo.

Qué significa el elefante en diferentes culturas y religiones

Se cree, primeramente, como conocimiento general del elefante, que crean o hacen un cementerio de elefantes, propio y totalmente adrede, porque sus restos descansan, en la mayoría de los casos, en la misma zona.

Sin embargo, esto no pasa de ser sólo un mito, ya que simplemente buscan zonas con agua por instinto antes de morir. Esto simboliza orden y antelación a los hechos.

También es importante mencionar que los elefantes participaron en la guerra y por ello simbolizan buen augurio, por lo grande y resistentes que eran para defender o mantenerse de pie hasta del final.

Simbología del elefante en Asia

En la cultura asiática el elefante es visto y referido como un animal cósmico, celestial, universal, proveniente de otro lugar y dueño o participe de la creación; llevando en el lomo al mundo.

Como fuente de divinidad y representante de la fuerza necesaria para cargar grandes y pesadas responsabilidades.

Te contamos todo sobre la simbología del elefante
Te contamos todo sobre la simbología del elefante. Imagen de Sasin Tipchai en Pixabay

Simbología del elefante en China

En China este animal se considera sagrado por simbolizar felicidad, buena suerte, abundancia, gran tiempo de vida y atrayente de la buena fortuna.

Sin embargo, existe un animal que representa lo contrario totalmente, ya que conserva sus propiedades o rasgos violentos o salvajes debido a su naturaleza animal, este es: El elefante africano.

También se le denominan amuleto atrayente de las más grandes fortunas imaginadas o no, siendo un amuleto bastante concurrido, formando parte del Feng Shui, guardián e imán de más riquezas y dinero.

La posición más común que opta un elefante en la cultura China, tanto en muletos como estatuas o estampillas, es con la trompa hacia arriba, simulando una fuente y simbolizando ganancias y tesoros por venir.

Simbología del elefante en India y Tibet

En la cultura hindú un elefante macho es denominado “toro”, y son altamente importantes, fundamental en la vida cotidiana, un ser positivamente necesario y considerado un igual por su pasado histórico.

En la actualidad el elefante se ha logrado domesticar, y aporta distintos labores en la sociedad útiles para el bienestar común, como transportar grandes cantidades de comida, objetos y realizar tareas en el propio campo.

También es considerado parte de la familia, gracias a su buen comportamiento y obediencia sosegada, simboliza unión y paz en el grupo familiar.

Ganesha, la deidad sagrada hinduista es el Dios elefante, popular por sus grandes bendiciones y beneficencia infinita.

Diosa de la protección, la suerte y buena fortuna, la que apertura y declara el éxito de los nuevos proyectos, ideas y emprendimientos. Al invocarle o solicitarle, esta derrota, destruye o ahuyenta los obstáculos que se tengan en el camino.

Los pueblos del valle del Indo consideran a este animal cargado de gran simbolismo y sobre su lomo cabalgaría el dios Indra, según todas sus tradiciones.

Simbología del elefante
Simbología del elefante

También en la iconología hindú aparece Ganesa, el dios del destino, con la cabeza de un elefante.

En la región del Tibet se le asocia con la totalidad del universo mundo, y es una de las figuras que más se utilizan como estatuas o como adornos arquitectónicos.

Para los budistas era uno de los símbolos más representativos, pues el maestro Buda, antes de reencarnarse, adoptó la forma externa de un elefante blanco.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad