Simbología del gato en distintas culturas

El gato, sin lugar a dudas es uno de los animales más famosos de toda la tierra. No solo por ser la mascota favorita de todas las personas, también hay quienes consideran que es un animal que tiene un significado mucho más profundo. La simbología del gato es muy amplia. Y pues, no es de extrañarse que muchas personas lleguen a esta conclusión porque los gatos comparten una conexión con los humanos.

A pesar de que como se menciona anteriormente es uno de los animales más conocidos y famosos de todos. Es también uno de los animales más incomprendidos y discriminados por muchas personas. Hay quienes piensan que los gatos negros están relacionados con la mala suerte, o que son seres solitarios, ariscos y que no tienen ningún de sentimiento o de aprecio para con las personas.

Si bien no se puede negar que los gatos a diferencia de otros animales domésticos son mucho más independientes. Tampoco puede negarse el hecho es que la conexión que puede llegar a crearse entre un humano y un gato puede estar mucho más allá de lo terrenal.

Significado y simbología del gato negro
Significado y simbología del gato negro

Simbología del gato entre los antiguos egipcios

Los egipcios eran una de las civilizaciones más antiguas y a su vez una de las más llamativas. Para los egipcios los gatos tenían gran valor simbólico y esto estaba justificado por muchas razones.

Para el pueblo egipcio, el gato era un animal relacionado con una de las dos luminarias, concretamente con la Luna y se le consagraba a deidades como Isis, diosa asociada a la fertilidad, y como Bast, diosa que proyecta un calor bienhechor en el hogar, por lo que se la erigía en protectora de la familia y del matrimonio.

Para los egipcios los gatos eran vistos como seres que seguros de sí mismos, seres cautelosos e inteligentes, que no solo eran capaces de conseguir lo que querían por medio de su belleza, si no, que a la hora de alguna amenaza estos eran capaces de defenderse a sí mismos gracias a sus garras.

Los gatos, han hecho su aparición en muchos jeroglíficos y han tenido una gran importancia en lo que respecta la mitología egipcia. Los gatos estaban relacionados con la luna y el sol. Aunque, los egipcios creían que los gatos influían más sobre el sol que sobre la luna, gracias al color amarillo que está presente en la mayoría de las pupilas de los gatos.

No solo se relacionaba a los gatos con el sol o la luna, sino también con una de las deidades más importantes para los egipcios, Isis. Isis, es la diosa griega de la maternidad y la fertilidad. Se dice que fue la madre de Horus y amamantó al mismo.

Por lo general, el simbolismo del gato se halla cargado de dualidad y ambivalencia y, muchas civilizaciones, han considerado el simbolismo del gato tomando como referencia el color de su pelo. Si el gato tiene el pelo de color negro, simbolizará lo sombrío y lo luctuoso.

Significado y simbología del gato en la Edad Media

Para los pobladores del medievo, los gatos negros eran representaciones del Genio Maligno y, además, estaban considerados como animales de compañía de brujas y duendes, por lo que, popularmente, se mantenía hacia esta especie de animales una actitud de recelo, la cual rayaba con lo supersticioso: ver un gato negro era señal de mal agüero.

Simbología del gato
Simbología del gato

Simbología del gato en otras culturas

Para el budismo al igual que para la Cábala, el gato simbolizaba el advenimiento de amenazas y castigos y se le consideraba como un animal impuro, de características similares a la serpiente. Sin embargo, para los pueblos celtas, la simbología del gato lo consideraba como un animal portador de un simbolismo beneficioso y favorable para las personas adultas y para los niños.

Ciertas tribus del continente americano asociaban al gato salvaje con la intuición y la destreza, y era un símbolo de la fuerza de la reflexión y la acción aunadas.

Algunas tradiciones consideran a los gatos cargados de connotaciones mágicas y lo asocian al simbolismo de la lluvia; para ello, bañan dos gatos, hembra y macho.

Ciertas leyendas africanas consideran al gato como un animal capacitado para acoger dentro de sí las almas de un clan entero, por lo que protegen a estos animales de todo peligro.

La carne de gato no debe ser consumida por los pobladores de algunas islas del Pacífico, pues consideran a aquél un animal totémico, que transporta en su interior los espíritus ancestrales de sus antepasados tribunales.

El significado del gato dependiendo de su color

A pesar de que para algunas civilizaciones como los egipcios, los gatos representaban un símbolo de gran importancia, para otras civilizaciones, su importancia ha sido igual de notoria, pero no necesariamente por las cualidades “positivas” que pueda tener el animal.

Al contrario de los egipcios que creían que los gatos eran animales sagrados y venerados, para otras civilizaciones los gatos y en especial los gatos negros han sido siempre sinónimo de malos augurios.

Incluso en la actualidad, hay personas que creen que cruzarse con un gato negro en la calle, es un presagio de mala suerte o de que algo está a punto de ocurrir. Antiguamente se creía que los gatos eran animales que estaban relacionados con las artes oscuras. La simbología del gato siempre ha estado muy atada a la brujería…

Los gatos y la brujería

Para nadie es un secreto, que lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en un gato es en una bruja. Y pues, no es para nada raro que se tenga este pensamiento, ya que, las leyendas y las películas nos han vendido la idea de que los gatos están relacionados con las brujas, pero ¿Qué tan cierto es esto?

Durante la Edad Media, es cuando se refuerza aún más esta creencia de que los gatos son malos o están relacionados con las artes oscuras. Esto es debido a las prácticas y creencias de personas que eran creyentes de la mitología nórdica. Estos creyentes adoraban a una diosa llamada Freyja. Se decía que esta diosa tenía un carruaje tirado por gatos.

Como todos sabemos, durante la Edad Media, todas las prácticas que no tuvieran relación alguna con el cristianismo eran consideradas prácticas oscuras. Por lo tanto, el gato para los cristianos era símbolo de maldad. Además, gracias a que eran vistos como animales maléficos, se les consideraban demoníacos y fieles a las brujas.

Posteriormente, empezó una persecución y asesinato no solo a las brujas, si no, también a los gatos en aquella época, gracias a las creencias de las personas. Se creía a tal punto que los gatos eran sinónimo de oscuridad que, casi se extinguen debido a la caza.

De hecho, posteriormente, la casi ausencia total de gatos, fue uno de los factores decisivos que contribuyó a que se propagara de forma exponencial la peste negra por toda Europa. Luego cuando se verificó que los gatos eran excelentes cazadores y redujeron la población de ratas que transmitían la peste, poco a poco las personas empezaron a ver a estos adorables felinos con otros ojos.

A pesar de todo, aún hay personas que consideran que los gatos y sobre todo los negros, son sinónimo de mala fortuna. La simbología del gato, por tanto, persiste con el paso de los siglos.

Has soñado alguna vez con gatos, ¿te interesa saber qué significa soñar con gatos?

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad