Simbología del toro

En general la simbología del toro resulta bastante compleja y, desde los primeros tiempos de la humanidad, aparece revestida de interpretaciones relacionadas, por lo común, con la virilidad y la fuerza.

El toro es un mamífero bastante complejo, sobre todo en cuando a simbología se refiere, apareciendo desde el principio de la humanidad como un ser divino, luminiscente.

Representante sobre todo con la virilidad, la fuerza, madurez y un control territorial.

Un bovino sentenciado, por muchos años, a morir, por contener sangre sagrada, ideal para sacrificios en algunos de los ritos egipcios, romanos y mesopotámicos.

Sin embargo, al día de hoy ha conmovido a muchas asociaciones y sobre todo, corazones, que defienden y protegen a este animal y seguirán evitando que siga corriendo su sangre en vano.

Significado del símbolo toro

Salvar a los toros de un sacrificio que, culturalmente, desde la antigüedad se realiza no es nada fácil, pero con pasos constantes se sigue demostrando que simplemente es cruel seguir haciéndoles daño.

Dentro del pensamiento Celta, el toro tenía el poder de procrear, extender la vida, simbolizaba riquezas, oro, sol y provisión.

Zeus se transformó en un toro blanco, esto, representado en la constelación Taurus, connotó en el simbolismo del animal como ser de renovación de tierra, atrayente de la primavera e imán de transformaciones.

El mamífero transmite estabilidad espiritual, emocional y física, ya que es el guardián de las puertas de la labor, esfuerzo, armonía y materialismo.

¿Qué significa en diferentes culturas y religiones?

En la prehistoria, el toro se vio participe de la revolución neolítica, por su presencia en el arte rupestre de áfrica, donde se ve deslumbrando cuernos ornamentados con luminarias del sol.

A partir de estas pinturas, los astrólogos relacionaron el segundo signo del zodiaco: Tauro. Elemento tierra y proveniente del sol.

En cambio, los persas representaban simbólicamente al toro como señal de paternidad. Como también se le asoció con la mitología Mitra, siendo este el rey del sol.

Un animal como ser de luz y conocimiento, un saber implacable. Creando así, varias interpretaciones del toro por algunos rituales que se practicaban en aquella época.

Aporto a los templos del Valle del indo, entre diferentes iconografías, su simbólico significado de mediación, intervención y reconciliación entre el Dios Siva y los ciudadanos.

Simbología del toro en la antigüedad

En la prehistoria, durante la llamada revolución neolítica, se representa al toro revestido de simbolismo y, así, en el continente africano se encuentran pinturas rupestres que muestran a un toro con sus cuernos adornados por una de las luminarias, concretamente el sol. Para los astrólogos, el toro se halla asociado al segundo signo del zodiaco, al signo de Tauro, y tiene por elemento a la tierra.

Los persas veían en el toro una representación de la paternidad y de la fertilidad; en el culto a su dios mitológico Mitra, rey del sol, de la luz y del saber, existe una parte de su ritual dedicado a la interpretación del Toro.

Pinturas rupestres en África en las que se representan toros - Simbología del toro
Pinturas rupestres en África en las que se representan toros

Para los pueblos del Valle del Indo, el toro simbolizaba la mediación entre los ciudadanos y el dios Siva y era uno de los animales que aparecía representado iconográficamente en las columnas de los templos.

Simbología del toro en el antiguo Egipto

Los egipcios representaban con frecuencia figuras de toros en numerosos conjuntos iconográficos y escultóricos. Consideraban al toro como un animal relacionado con la procreación y la fertilidad y, al propio tiempo, gozaba de todas las prerrogativas de los animales consagrados al dios Osiris y, por tanto, considerados sagrados.

Entre los jeroglíficos de los egipcios se observaron con bastante frecuencia numerosas figuras de toros, tanto en paredes como en esculturas, ya que este gozaba con las prerrogativas sagradas de los animales que le otorgaba Osiris.

Este dios, encargado de la vegetación, agricultura, fertilidad, resurrección y los muertos, vinculó al toro la fertilidad y procreación.

Simbología del toro en el Mediterráneo

En Creta, una de las más antiguas culturas del Mediterráneo, se consideraba al toro como un animal cargado de connotaciones simbólicas y, con frecuencia, era asociado con la fertilidad y la energía prolífica.

Simbología del toro en psicología

Para algunas escuelas psicológicas, la figura del toro es un claro signo de la necesidad inconsciente de apoyo y protección, por lo que algunos estudiosos y cualificados representantes de las citadas escuelas tienen al toro por un símbolo de contenido patriarcal y paternalista.

En la psicología, el toro es un animal bastante mencionado por su principal y simbólico rasgo; su necesidad inconsciente de apoyo.

Los estudios de Jung, estudiante honorifico del famoso Freud, el cual abandonó para dar inicio a sus teorías por su cuenta, más adelante llamadas “inconsciente colectivo” donde resalta que el toro remite la figura del padre.

Esto, valida las relaciones simbólicas del toro respecto a su presencia paternalista, patriarcal y viril.

Simbología del toro en el crisitianismo

Para el cristianismo, el toro lleva en sí mismo la idea de poder y aparece como ídolo simbólico en el Antiguo Testamento. Mientras Moisés recoge las «Tablas de la Ley» de manos de Yahvé, sus compañeros israelitas, aconsejados por Aarón, hermano de Moisés, adoraban al «becerro de oro«, por lo que el toro representaba, además, el ansia desmedida por la adquisición de bienes materiales.

Para los cristianos el animal es simbológicamente la idea de un poder mayor, superior, inmenso y, a veces descrito como, divino. Ya que aparece descrito como ídolo en el Antiguo Testamento.

El toro hace su aparición entre los israelitas, bañado de oro y siendo adorado, aclamado, alabado y por encima de Dios, festejado. Mientras que Moisés recogía las piedras donde reposaban los mandamientos.

La simbología del toro en el cristianismo es, por lo general, negativo, ya que es símbolo de un hambre desmedida por lo físico, tangible, ostentoso, costoso y material.

Soñar con un toro

Todo dependerá del contexto del sueño, pero de igual manera te compartimos los significados más cercanos, tomando en cuenta cada simbología del toro que abordamos.

El toro puede denotar una fuerza sexual fuerte, pasional, desenfrenada, muchas veces apasionada y levemente romántica. Esto se le debe a la virilidad que simboliza para hombres y la fertilidad para las mujeres.

Un toro tranquilo es señal de tiempo, tranquilidad o facilidad en próximas actividades o proyectos, conjuntamente a ello; abundancia.

Positivismo

Actualmente, en el tiempo moderno y evolucionado en el que vivimos, el bovino representa seguridad, resguarde, fuerza y defensa. Especie de amparo.

En la simbología del toro también se le asocia el positivismo en términos de negocios o acciones laborales activas, debido a al estilo de vida que lleva el animal en su hábitat.

Relacionado con lo eficaz que puede ser una persona. Si en tu caso es lo contrario, y no tienes nada en relación con el toro, y este se te presenta, el mensaje es: salir de tu zona de confort.

Relación entre el toro y la muerte

El toro es un animal, muchas veces, visto solo, apartado, tranquilo… separado o remoto, hasta con su misma especie, pero estos guardan en sí una mirada intensa que muchos describen como odio puro, rabia, rencor, relacionándolo así con la muerte. La simbología del toro no es siempre un buen augurio.

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad