Simbología del toro

En general la simbología del toro resulta bastante compleja y, desde los primeros tiempos de la humanidad, aparece revestida de interpretaciones relacionadas, por lo común, con la virilidad y la fuerza.

En la prehistoria, durante la llamada revolución neolítica, se representa al toro revestido de simbolismo y, así, en el continente africano se encuentran pinturas rupestres que muestran a un toro con sus cuernos adornados por una de las luminarias, concretamente el sol. Para los astrólogos, el toro se halla asociado al segundo signo del zodiaco, al signo de Tauro, y tiene por elemento a la tierra.

Los persas veían en el toro una representación de la paternidad y de la fertilidad; en el culto a su dios mitológico Mitra, rey del sol, de la luz y del saber, existe una parte de su ritual dedicado a la interpretación del Toro.

Pinturas rupestres en África en las que se representan toros

Pinturas rupestres en África en las que se representan toros

Para los pueblos del Valle del Indo, el toro simbolizaba la mediación entre los ciudadanos y el dios Siva y era uno de los animales que aparecía representado iconográficamente en las columnas de los templos.

Los egipcios representaban con frecuencia figuras de toros en numerosos conjuntos iconográficos y escultóricos. Consideraban al toro como un animal relacionado con la procreación y la fertilidad y, al propio tiempo, gozaba de todas las prerrogativas de los animales consagrados al dios Osiris y, por tanto, considerados sagrados.

En Creta, una de las más antiguas culturas del Mediterráneo, se consideraba al toro como un animal cargado de connotaciones simbólicas y, con frecuencia, era asociado con la fertilidad y la energía prolífica.

Para algunas escuelas psicológicas, la figura del toro es un claro signo de la necesidad inconsciente de apoyo y protección, por lo que algunos estudiosos y cualificados representantes de las citadas escuelas tienen al toro por un símbolo de contenido patriarcal y paternalista. En este sentido, precisamente, Jung, discípulo aventajado de Freud, del que se separaría para elaborar sus propias teorías del «inconsciente colectivo«, afirma que el toro es un símbolo que nos remite a la figura del padre.

Algunos simbolistas relacionan al toro con la muerte.

Para el cristianismo, el toro lleva en sí mismo la idea de poder y aparece como ídolo simbólico en el Antiguo Testamento. Mientras Moisés recoge las «Tablas de la Ley» de manos de Yahvé, sus compañeros israelitas, aconsejados por Aarón, hermano de Moisés, adoraban al «becerro de oro«, por lo que el toro representaba, además, el ansia desmedida por la adquisición de bienes materiales.

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad