Técnicas de protección en Reiki

El Reiki es compartir con la humanidad el amor incondicional, es ayudar a alguien a alcanzar la sanación y el bienestar; y estos deberían ser los deberes y los anhelos de todo practicante. Sin embargo, cuando, al poner en práctica cualquier técnica del Reiki, debemos tener en cuenta algunos pasos fundamentales para que podamos curar el receptor y, al mismo tiempo, no involucrarnos con la energía negativa que le es retirada.

Cuando pasamos la energía positiva del Reiki, hay diversos centros de energía que entran en la alineación. La energía que se encuentra acumulada en los centros de energía es dispersada y la falta de energía en el chakra se restablece. Sin embargo, si antes de pasar el Reiki no realizamos una limpieza correcta en el paciente y en nosotros mismos, puede producirse lo que se denomina “catarsis”. La catarsis es un efecto de limpieza en el organismo.

Cuando el exceso de energía negativa se acumula en los chakras en conjunto con el Reiki, este último transporta la fuerza de la energía negativa hacia fuera y, tras esto, se producen efectos secundarios, tales como náuseas, dolor de cabeza, mareos y vómitos.

Técnicas de protección en Reiki

Además, la energía negativa retirada del paciente puede entrar en contacto con el practicando, haciendo que pase a sufrir los mismos síntomas del paciente. Para que esto no ocurra es necesario que, antes de pasar el Reiki, se utilicen algunas técnicas de protección y limpieza. A continuación, te compartimos algunas de las más seguras y y efectivas:

Utiliza los símbolos en el entorno donde se va a aplicar el Reiki

Es fundamental preparar el ambiente, dejándolo propicio para que la energía negativa sea transmutada al salir. En caso de que no cuentes con los símbolos, puede utilizar la técnica de la energía violeta. Piensa por unos minutos e imagina una energía violeta que penetra en el lugar, que viene de lo alto, transmutando toda la energía en el recinto. Esta es una gran manera de armonizar el medio ambiente y proteger el lugar donde está pasando el Reiki.

Aplicar el autorreiki antes de las sesiones

Antes de cada sesión, protégete. Utiliza el autorreiki para armonizar tus campos sutiles y tus centros energéticos. De esta manera, también aumentarás tus sensaciones, por lo que será más sencillo llevar a cabo la sanación.

Haz una limpieza energética en el paciente antes de aplicar el Reiki

Antes de iniciar la sesión, coloca un vaso de agua en un lugar cercano. Si quieres, puedes poner una vela, cristales e incienso, símbolo de los cuatro elementos. Pasa tus manos en forma de concha por el campo áurico del paciente (el campo áurico está alrededor del cuerpo, por lo que no tienes, necesariamente, que tocar a la persona), a unos 3 a 5 centímetros de distancia, iniciando en la parte superior de la cabeza y terminando por los pies.

Al llegar a los pies, acerca el vaso y coloca la energía dentro del agua. Así, se elimina el exceso antes comenzar con la sesión de Reiki, evitando el efecto de catarsis.

Estas técnicas sirven para que protegerte y proteger al paciente y al entorno en el que te encuentras. Tomando siempre estas precauciones, podrás prestar una atención más completa a tu paciente y sin ningún efecto secundario. Después de todo, el Reiki es el amor incondicional y la cura para todos los seres.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad