YOGA TIBETANO: 1 práctica que pone a prueba nuestro cuerpo

El yoga tibetano es una forma de yoga desconocida para el público en general. Sin embargo, es emocionante y gratificante para aquellos que desean invertir plenamente en él.

Nuestro artículo de hoy destaca el yoga tibetano, que combina maravillosamente técnicas de yoga corporal, yoga del habla y yoga mental.

No te vamos a mentir, el yoga tibetano es principalmente para personas en buenas condiciones físicas, que ya han puesto un pie en el mundo del yoga.

¿Te gustaría aprender más sobre esta emocionante y no reconocida práctica del yoga tibetano? Así que no esperes a leer las siguientes líneas, porque ¡probablemente fueron escritas para usted!

Práctica del yoga tibetano
Práctica del yoga. Imagen: Pixabay

Una práctica con mil virtudes

El yoga tibetano es una práctica budista tradicional que aliviará las tensiones musculares y aliviará su nivel de estrés.

También ayudará a mejorar su respiración, su comodidad digestiva y también tendrá un efecto beneficioso en su salud cardiovascular.

En términos más generales, la práctica del yoga tibetano tendrá un efecto positivo en su bienestar y serenidad.

YOGA TIBETANO: 1 práctica que pone a prueba nuestro cuerpo 1
Haciendo yoga en la playa. Imagen: Pixabay

Algunas características del yoga tibetano

Se sabe que esta forma de yoga es bastante difícil de acceder. Somete al practicante a duras pruebas para las cuales no está necesariamente preparado: frío, privación de alimentos, movimientos extremos…

Por lo tanto, debemos aconsejarle seguir los consejos de un maestro y no participar en la práctica del yoga tibetano solo y desarmado.

Estas pocas líneas no deberían, sin embargo, evitar que te embarques en la práctica de esta forma única e inusual de yoga. Confía en tus habilidades, tanto mentales como físicas.

Recuerde que el organismo humano tiene una capacidad muy alta para adaptarse. Al alejarnos de nuestra zona de confort, aprendemos mucho sobre nosotros mismos y retrocedemos con placer y gratitud los límites que nuestra cultura occidental nos impone.

El yoga tibetano también nos permite trabajar en la purificación de las corrientes vitales, aquellas que nos animan de una manera más o menos sensible. Nos permite liberar nuestro cuerpo de ciertas tensiones, de nudos que lo abarrotaron y lo obstaculizaron.

Como sin duda entenderá, esta forma de yoga no es accesible para la mayoría de la gente: requiere coraje, motivación y perseverancia. Pero los beneficios serán más profundos y duraderos.

Mas informacion sobre este tema

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad